Category: Catequesis


La Asociación Civil ALCEMTRAR, en el año 2011 realizo una recopilación de datos de acontecimientos extraordinarios, desarrollados en la catedral de Barinas “Ntra. Sra. del Pilar” tales como: Primer Templo del Estado Barinas y Construcción de la Catedral, Origen de la Imagen Virgen del Pilar y Zaragoza en la Catedral de Barinas, Fundación Canónica de la Catedral, Obispos de la Diócesis de Barinas, Primera Ordenación Sacerdotal en la Catedral, El Corazón real de Mons. Ramón Ignacio Méndez Barines ilustre, Campanario y Reloj de la Catedral, Monumento de la imagen de la Virgen del Pilar para la casa parroquial.

A continuación el desarrollo de los datos e investigación.

Primer Templo del Estado Barinas y Construcción de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza:

Cuenta la historia que el primer templo de esta nueva población fue una ermita con la advocación de Santa Bárbara que estuvo situada a orillas de la quebrada conocida como el “Zanjón”.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Primer Templo del Estado Barinas

Primer Templo del Estado Barinas

Primera Imagen de la Virgen del Pilar y Zaragoza en la Catedral del Estado Barinas:

Origen de la Imagen Virgen del Pilar y Zaragoza en la Catedral de Barinas.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Primera Imagen de la Virgen del Pilar y Zaragoza en la Catedral del Estado Barinas

Primera Imagen de la Virgen del Pilar y Zaragoza en la Catedral del Estado Barinas

Fundación Canónica de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza:

La Catedral de Barinas quedara como sede Episcopal y como Catedral del Magisterio Episcopal el templo parroquial allí existente, consagrado a Dios en honor a la Santísima Virgen del Pilar.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Fundación Canónica de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza

Fundación Canónica de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza

Obispos de la Diócesis de Barinas “Ntra. Sra. del Pilar y Zaragoza:

Para el año 1.965 Barinas había sido erigida diócesis y como primer obispo, S.S. Paulo VI, designó a Mons. Rafael Ángel González Ramírez como pastor para que guiara a tan notable y humilde grey.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Obispos de la Diócesis de Barinas

Obispos de la Diócesis de Barinas

Primera Ordenación Sacerdotal en la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza:

La primera ordenación sacerdotal, de Atilio Busto Sarmiento, nativo del caserío la aguada del Municipio Caldera y Asunción Castillo García nativo de caserío Catalina del Municipio Pedraza.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Primera Ordenación Sacerdotal

Primera Ordenación Sacerdotal

Corazón de Ramón Ignacio Méndez: “Tesoro de la Catedral del Pilar”

Mons. Ramón Ignacio Méndez Barines, Firmante del Acta de Independencia de nuestra Venezuela, sus restos están en el Panteón Nacional de

Caracas y su corazón permanece en la pared de la nave derecha de la Catedral de Ntra Sra del Pilar y Zaragoza.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Corazón de Ramón Ignacio Méndez

Corazón de Ramón Ignacio Méndez

Campanario de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza:

El 24 de Agosto de 1933, fueron colocadas en la torre de la catedral de Barinas un par de campanas de bronce.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Campanario de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza

Campanario de la Catedral Nuestra Señora del Pilar y Zaragoza

Reloj de la Catedral “Ntra. Sra. del Pilar y Zaragoza:

El 2 de diciembre de 1948, fue comprado un reloj de fabricación Alemana para la torre de la catedral de Barinas.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Reloj de la Catedral “Ntra. Sra. del Pilar y Zaragoza

Reloj de la Catedral “Ntra. Sra. del Pilar y Zaragoza

Monumento de la imagen de la Virgen del Pilar de Zaragoza:

En el año 2008 se coloca en la casa Parroquial de la Catedral de Barinas una escultura de dos metros de la Virgen del Pilar.

¿Quieres conocer más? Has clip en la imagen

Monumento de la imagen de la Virgen del Pilar de Zaragoza

Monumento de la imagen de la Virgen del Pilar de Zaragoza

Anuncios

“A quien vosotros perdonéis yo también le perdono” (2 Corintios 2,10)

¿TIENEN PODER LOS HOMBRES?

Lo que enseña la Biblia: Los evangélicos y otros grupos afirman que los hombres no tienen poder para perdonar los pecados, sólo Dios puede hacerlo, porque ese es un poder divino.

Los católicos reconocemos que los hombres, por sí mismos no tienen poder, pero lo pueden tener si Dios les otorga o delega este poder.

¿Puede un hombre caminar sobre las aguas? ¡De ninguna manera!, sólo Dios puede caminar sobre las aguas, ese es un poder divino, pero si Dios le concede a un ser humano ese poder entonces sí puede caminar sobre las aguas. Lee: Mateo 14,28.

¿Puede un hombre perdonar los pecados? ¡Por supuesto que no! “Sólo Dios puede perdonar los pecados” (Marcos 2,7). Pero si Cristo delega ese poder a sus apóstoles, entonces sí tienen ese poder.

Los judíos decían: “Sólo Dios, Jesucristo no”. Tenían razón en afirmar que un hombre no tiene poder, pero ignoraban que Jesucristo había recibido de su Padre TODO PODER.

Los protestantes dicen: “Sólo Jesucristo, los hombres no”. Ahora ellos ignoran que Cristo delegó ese poder a sus apóstoles y sucesores. Los católicos creemos que Cristo tenía TODO PODER y podía delegar su poder a sus apóstoles, pero… ¿lo hizo?.

Jesucristo afirmó que había recibido todo poder de su Padre. “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra” (Mateo 28,18).

"A quien vosotros perdonéis yo también le perdono" (2 Corintios 2,10)

“A quien vosotros perdonéis yo también le perdono” (2 Corintios 2,10)

JESUCRISTO DEMOSTRÓ QUE TENÍA TODO PODER:

Poder sobre la naturaleza: “Gritó al viento y al mar: “¡calla, enmudece!”. El viento se calmó y sobrevino gran calma. (Marcos 4,39).

Poder sobre el cuerpo: “Quiero quedar limpio” y al instante quedó limpio de su lepra aquel hombre.

Poder sobre el alma: “Hijo tus pecados te son perdonados… y para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder para perdonar los pecados -dijo al paralítico-: ‘Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’. El se levantó y, al instante, tomando la camilla, salió a la vista de todos” (Marcos 2,10-12).

"El Poder de Dios"

“El Poder de Dios”

CRISTO DELEGÓ SU PODER

CRISTO PUDO. Si Cristo tiene “todo poder” entonces también tiene el poder de delegarlo. Si los reyes pueden delegar su poder y autoridad a sus embajadores. ¿Por qué Cristo, el Rey de reyes, no puede hacer lo mismo?.

CRISTO QUIZO. La obra de salvación es una obra divina. Y se la encargó a hombres como nosotros: “Id por todo el mundo y predicad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea se salvará el que no crea se condenará” (Marcos 16, 15).

CRISTO LO HIZO. Para realizar una obra divina son necesarios poderes divinos, por eso Cristo otorgó a sus apóstoles:

Poder sobre la naturaleza: “Si eres Tú, mádame ir donde Ti sobre las aguas.” “¡Ven!”, le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas (Mateo 14,28-29). Pedro que era sólo un hombre pudo hacer lo que Dios podía hacer, porque Cristo le delegó tal poder.

Poder sobre el cuerpo: Pedro y Juan suben al Templo y encuentran un paralítico. “Pedro le dijo: Míranos… ‘No tengo plata ni oro; pero lo que tengo, te doy: en el nombre de Jesús Nazareno, ponte a andar’, y de un salto se puso en pie y andaba” (Hechos 3,6-8). Este milagro es el mismo que Cristo usa para probar que tiene poder para perdonar los pecados. El idéntico milagro de Pedro y Juan demuestra que también los hombres han recibido dicho poder. ¿Acaso el Médico de las almas iba a otorgar el poder de sanar los cuerpos, pero no las almas?

Poder sobre el alma: ¿Qué hemos de hacer?. Pedro les contestó: “Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados” (Hechos 2,38). Si un pastor puede bautizar “para perdón de los pecados”, ¿por qué un sacerdote no puede confesar para perdón de los pecados. La práctica de los protestantes contradice su propia doctrina.

"Cristo delegó su poder para perdonar los pecados"

“Cristo delegó su poder para perdonar los pecados”

CONCLUSIÓN:

Los hombres por sí mismos no tiene poder de perdonar los pecados, pero sí lo pueden recibir por delegación, si Dios se los otorga.

¿Consultorio o Confesionario?

Dios no necesita de la confesión para perdonar los pecados, los que la necesitamos somos nosotros.

La conocida psicóloga norteamericana Karen Horney, basándose en datos puramente clínicos, afirma que una confesión bien hecha tiene el mismo efecto que tres años enteros de psicoanálisis y, por cierto, ella no es católica. Y el famoso psiquiatra suizo Paul Tournier, calvinista, dice que hay una multitud de gente enferma que lo que anhela en el fondo es confesarse.

¿Acaso Cristo, Médico de las almas, no iba a saber más psicología que los mismos hombres? La confesión cura las heridas más profundas y subconcientes del alma, cura de odios, rencores, resentimientos, conciencias deformadas, traumas, complejos y hace lo que no puede hacer ningún terapia: nos reconcilia con Dios y nos devuelve la gracia.

La psicología y la psicoterapia, en muchos casos, no son sino un subrogado de la confesión. Y, muchas veces, precisamente los que rehusan confesar sus pecados al sacerdote, son los que van con el psicólogo, que es un hombre pecador como ellos, le dicen sus “pecados”, no les perdona y ¡además le pagan!.

La confesión de los pecados ante los hombres de Dios nos libera y facilita nuestra reconciliación con los demás (Lee: Catecismo de la Iglesia Católica = CIC 1455).

San Pablo afirma: “Dios nos reconcilió consigo por Cristo y nos confirió el ministerio de la reconciliación” (Lee: 2 Corintios 5,18-20 y estudia: CIC 1441-1442). Si el embajador del rey tiene poderes reales delegados por el rey, también los embajadores de Dios tienen poderes divinos delegados por Dios.

Para que no quedara duda a nadie de que otorgaba a los hombres el poder de perdonar los pecados, Cristo dijo: “Como el Padre me envió así os envío yo”, es decir con su mismo poder y autoridad “a quienes les perdonéis los pecados les serán perdonados, a quienes se lo retuviereis les serán retenidos” (Juan 20, 21-23).

"Como el Padre me envió así os envío yo"

“Como el Padre me envió así os envío yo”

DOCTRINA CLARA Y EVIDENTE

¿Qué Nos Pasa?

Si un cristiano no entiende esta doctrina bíblica tan clara y evidente, ¿cómo podemos creer que no se equivoca en todo lo demás?. Ellos dicen que los hombres no tienen poder para perdonar los pecados, Cristo dice que sí, ¿a quién debemos creer?

Charles era un joven francés, vividor y agnóstico. Cierta vez decidió ir a la Iglesia de San Agustín a buscar ‘lo invisible’. El padre Huvelin dijo al joven: -“Si quieres encontrar a Dios confiésate” – Pero ¿cómo voy a confesarme con un hombre si ni siquiera creo en Dios?. El Abad con tono autoritario le dijo al joven orgulloso: “híncate y confiésate!”. El joven se hincó, se confesó y tras la confesión vino la luz de la fe y Charles de Foucauld se convirtió en el gran padre del desierto.

Hay quien dice: “Yo no me confieso con los hombres pecadores como yo, Yo sólo me confieso con Dios”.

¡Por supuesto que hay que confesarse con Dios!. En Misa decimos: “Yo confieso ante Dios todopoderoso…”. Pero el pecado es también ofensa al hermano: “Antes de presentar tu ofrenda ante el altar reconcíliate con tu hermano”, (Mateo 5,23-24). Por eso añadimos: “y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho…”.

El pecado es además ofensa a la Iglesia: “Si tu hermano peca… díselo a la Iglesia” (Mateo 18, 15-17). El sacerdote representa a esa Iglesia.

Lo que pasa es que no queremos reconocer nuestros propios pecados; la suciedad, la mugre, los pecados y defectos de los demás fácilmente los ventilamos.

La confesión exige sinceridad.

Para el que no quiere aceptar su mugre no hay jabón que le convenza. El que se sabe sucio, no discute, va y se lava. El que se reconoce pecador no discute, va y se confiesa.

La confesión exige humildad.

“Ve y lávate siete veces en el río”. En un principio Naamán se reveló contra el mandato de Eliseo de bañarse en el sucio río. Pero después se humilló obedeció y quedó limpio. (2 Re5,12-14). La palabra del profeta confirió poder al mugre río.

La confesión exige fe.

Si la palabra de un profeta puede limpiar la lepra por medio de un mugroso río; ¿Acaso la palabra de Cristo no tendrá más poder para limpiar el alma por medio de un hombre pecador?.

Se confesaron ante hombres pecadores:

  • David dijo a Natán: “He pecado contra Yahvé” (2Samuel 12,13) y Natán en nombre de Dios le perdona.
  •  El hijo pródigo confiesa: “He pecado contra el cielo (Dios) y contra ti (el hombre)” (Lucas 15,21). Es a través de la confesión a su padre en la tierra que se le confiere el perdón del cielo.

Cristo dio poder a los hombres de perdonar los pecados porque el que mejor puede aconsejar a un pecador, es otro pecador que ha experimentado el perdón divino y el poder de la gracia.

Las objeciones contra la confesión no están en la Biblia sino en el orgullo. Confesar los pecados a un hombre como nosotros exige humildad, por eso el apóstol Santiago manda: “Confesad vuestros pecados unos a otros” (Santiago 5,16) pues Dios resiste a los soberbios y a los humildes da su gracia.

"a quienes les perdonéis los pecados les serán perdonados, a quienes se lo retuviereis les serán retenidos" (Juan 20, 21-23).

“a quienes les perdonéis los pecados les serán perdonados, a quienes se lo retuviereis les serán retenidos” (Juan 20, 21-23).


El Papa no es un político, ni un hombre de negocios, tampoco es un señor rico dueño del Vaticano.

El Vicario de Cristo.

Cristo es la Roca, a Pedro lo llama “Kefas” que quiere decir roca (Juan 1, 42). Cristo tiene las llaves (Apocalipsis 3,7) y esas llaves se las da a Pedro (Mateo 26, 19). Cristo es el único pastor (Juan 10, 11) y Cristo encomienda sus ovejas a Pedro (Juan 21, 16-17). Cristo camina sobre las aguas y Pedro también (Mateo 14,28). Cristo muere en la cruz, y Pedro también. Cristo lo hace todo con  su propio poder, Pedro lo hace todo con el poder de Cristo y por amor a Cristo. Cristo tiene poder por sí mismo, el poder de Pedro es delegado por Cristo. Pedro no substituye a Cristo lo representa. El Papa no substituye a Cristo lo representa.

El sucesor de Pedro.

Cristo escogió 12 apóstoles (Lee: Marco 3, 14). La Ciudad Santa se asienta sobre 12 piedras, que representa a los 12 apóstoles (Lee: Apocalipsis: 21, 12-14). Para que una Iglesia sea apostólica tiene que ser sucesora de uno de los doce apóstoles. El Papa Juan Pablo II es el sucesor n. 325 en línea directa de Pedro.

"San Pedro y su sucesor actual el Papa Benedicto XVI"“San Pedro y uno de sus sucesores, Papa Benedicto XVI”

Siervo de los siervos de Dios.

El Papa tiene talento artístico y musical y pudo haber sido un súper star; ha escrito numerosas obras y pudo haber sido un famoso escritor; es pensador y pudo haber sido un filósofo de renombre; es deportista y podía haber ganado trofeos y medallas; es un gran líder de masas y podía haber llegado a ser un político influyente. Sin embargo prefirió, por amor a Cristo, ser sacerdote y consagrarse enteramente al servicio de sus hermanos.

El hombre de la cruz.

El Papa no se desentiende de los que sufren, el mismo carga el peso de sus años y de la cruz de su sufrimiento que lo ha puesto al borde de la muerte cuando el atentado contra su vida. El Predica el perdón y sabe perdonar

Gran Evangelizador.

Un niño le preguntó a Juan Pablo II. ¿Por qué viajas tanto? y él respondió ¿No has leído el mandato de Cristo? : “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a todos los hombres” (Marcos 16,15).  Y no todo el mundo está aquí”. Nadie mejor que el Papa ha cumplido con este mandato de Cristo. Ha hecho alrededor de 200 peregrinaciones apostólicas fuera de Italia. No hay un sólo país de América que no haya visitado, algunos incluso varias veces. Ha visitado 140 países y ha estado en más de 300 ciudades. Las distancias recorridas en sus peregrinaciones en avión, autobús, barco, tren y helicóptero suman alrededor de un millón de kilómetros y más de dos veces la distancia entre la tierra y la luna.

"Papa Juan Pablo II"

“Papa Juan Pablo II”

La voz de los sin voz.

El Papa también viaja para acercarse a los pueblos especialmente a los pobres. Son ellos los que más lo aman y escuchan con fervor porque saben que el Papa es el único que ofrece una voz a los que no la tienen, que pude levantar su voz en el foro de las Naciones en favor de los niños no nacidos, de los indefensos, de los que sufren hambre y guerra.

El hombre más visible.

El Papa es un hombre que sabe usar los medios, incluso la prensa liberal ha pasado del ataque al respeto y del respeto a la alabanza, no tanto por convicción sino por no desacreditarse ellos mismos ante las masas entusiastas que lo seguían. ¿Dónde aprendió el Papa a usar los medios? Unos dicen que como actor está preparado para sonreír y aprender el gesto elocuente; otros dicen que como poeta sabe escoger la palabra precisa, la expresión convincente pero sin duda fue como sacerdote luchando por mantener viva la fe de un pueblo duramente probado por la guerra y la persecución religiosa. Luchando contra la censura atea defendiendo la verdad, la libertad y la vida.

Los 3 últimos Papas: San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco (actual)

Los 3 últimos Papas: San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco (actual)

El líder más grande del siglo.

Ha elevado el perfil de la Iglesia en el mundo. El Papa es uno de los pocos líderes que está a la altura de su cargo. Lo quieren los niños, los siguen los jóvenes, lo respetan científicos, judíos y musulmanes; lo temen los teólogos disidentes, lo aman los católicos, lo escuchan los protestantes, lo admiran los políticos, su estatura humana está ciertamente muy por encima de la de sus críticos. “en el mundo de hoy ha llegado a ser la autoridad suprema”. En eso no hay duda.

“The leading player on the world stage” 1994 Time named him “Man of the year”.  En manila 1995 cinco millones de personas se reunieron para escucharlo. A donde va, la gente corre a las calles a verlo pasar un segundo… Está en todas partes y parece tan lejano. Su imagen relampaguea en millones de pantallas. Es el único al que los Medios de comunicación su imagen no la gasta y la crítica no le detiene.

Dicen que el papa esta viejo que ya no puede ni con su alma. Pero cuando el Papa habla los enemigos tiemblan, los dirigentes de los pueblos escuchan, los sabios asienten, los jóvenes aplauden y lo más sorprendente de todos, los enfermos, los pobres y los abandonados sonríen. Palabras más poderosas no se había escuchado desde los tiempos de san Francisco o de San Pablo ¿Qué diré? ¡Desde Jesucristo!

escudopapapp

Papa Actual de la Iglesia Católica, S.S. Francisco

El Papa del Concilio.

El Concilio fue un evento del Espíritu Santo, pero los enemigos de la Iglesia se aprovecharon para provocar confusión dentro y fuera ella, y se formaron diversos grupos adjudicándose la “verdadera interpretación del Concilio” Quisieron dividir a la Iglesia en conservadores y progresistas, pero Juan Pablo II nos marca la línea correcta y el puesto de avanzada. Él ha vuelto a pensar y a proponer cada aspecto de la fe con una claridad y coherencia desconocida en perfecta armonía con la tradición. Aunque a muchos les desagrade, nos da la verdadera y autoritativa interpretación del Concilio.

"Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI"

“Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI”

Por qué el Papa no se retira.

Un personaje de la Iglesia sugirió que el Papa se debía de retirar. Si los obispos se retiran a los 75 años ¿Porque el Papa no debería hacer lo mismo? La razón de fe es que la función del papa no depende de su salud mental o física, de su edad o inteligencia sino de la asistencia personal de la oración de Jesucristo: “Yo rogaré para que tu fe no desfallezca y tú cuando vuelvas confirma a tus hermanos”. Olvidan su detractores que el Papa no es un funcionario sino el Vicario de Cristo. Pero lo que los ha dejado callados ha sido el viaje del Papa a Jerusalén, acaecido a solo unos días de estos provocativos editoriales. Su viaje a Jerusalén causo impacto en todo el mundo. La prensa internacional no pudo menos que volcarse y transmitir ampliamente los sucesos que ellos mismos consideraban trascendentales al inicio del nuevo milenio. Su peregrinación está produciendo cambios trascendentes en la historia, su humildad al pedir perdón a ganado más admiradores entre los no cristianos. El anciano varón, el Papa con su bastón, ha puesto una vez más al mundo incrédulo de pie y a los creyentes de rodillas.

En definitiva el Papa es un hombre que sabe que Dios es el deseo más profundo del hombre.

Los Records del Papa Juan Pablo II

Juan Pablo II fue el Papa de los Records:

  • Visitó más de 130 países.
  • Lo vieron más de 50 millones de personas.  Fue el Hombre Más visible del siglo. El Newsweek lo proclamo el hombre más reconocido del mundo en 1994.
  • Time Magazines lo nombró el hombre del año.
  • Recorrió más de 750,000 millas.
  • Publicó 12 encíclicas.
  • Beatificó a más de mil.
  • Canonizó 300 santos.
  • Nombró 160 Cardenales.
  • Presidió 13 sínodos mundiales y regionales.
  • Publicó el Catecismo de la Iglesia Católica.
  • Publicó un nuevo código de Derecho Canónico.
  • Estableció relaciones diplomáticas con 61 naciones.
  • Puso en superávit el déficit del Vaticano.
  • Fue el principal defensor de los derechos humanos.
  • Realizó mas de 80 viajes al extranjero.
  • El mundo fue su púlpito.
  • Empujó la enseñanza social de la Iglesia hacia nueva áreas: la bioética, economía internacional, racismo ecología.

Las Encíclicas que publicó Juan Pablo II:

  • 1979 Redemptor Homnis.
  • 1980 Dives in misericordia.
  • 1981 Laborem exercens.
  • 1985 Slavorum apostolu.
  • 1986 Dominum et vivificantem.
  • 1987 Redemptoris Mater.
  • 1990 Redemptoris missio. Mision Ad gentes.
  • 1991 Centesimus annus.
  • 1993 Veritatis Slendor.
  • 1995 Evangelium Vitae.
  • 1995 Ut unmum sint Ecumenismo.
"Papa Juan Pablo II"

“Papa Juan Pablo II”

Las Iglesias protestantes y evangélicas difieren en muchas de sus enseñanzas pero todas coinciden en una: La Iglesia fundada por Cristo se corrompió.

“La Iglesia postapostólica se apartó paulatinamente de la Biblia como su única norma de fe y práctica…  La reforma protestante les devolvió a las Escrituras su lugar apropiado dentro de la Iglesia y sacó a la luz la doctrina apostólica de la justificación por la fe”. (El Centinela. La caída de Babilonia).

“La Iglesia no cumplió los mandatos de Cristo, sino que con el pasar del tiempo se fueron introduciendo errores. A partir de Constantino se fue corrompiendo poco a poco hasta que llegó Lutero con la Reforma. Los cristianos evangélicos vienen a corregir todos los errores y falsedades que introdujo la Iglesia Católica” (Cfr. Roman Catholicism p. 20).

Los protestantes tienen que protestar y afirmar que en la Iglesia de Cristo se introdujo la corrupción porque, si esto no fuera verdad, ellos no tendrían razón de existir.

¿Y qué tal si probamos que la Iglesia que Cristo fundó no se corrompió? Si esto es verdad, todas las Iglesias protestantes, las Iglesias evangélicas y sus doctrinas no dejan de ser meras invenciones humanas envueltas con caramelo bíblico.

"Retrato de la primera aparición de las Iglesias protestantes a partir del siglo XVI"

“Retrato de la primera aparición de las Iglesias protestantes a partir del siglo XVI”

LO QUE LA LÓGICA PRUEBA

“Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”

Cristo no recomendó que cuando fuéramos a construir una casa no la construyéramos sobre arena sino sobre roca.

Acaso Cristo no iba a seguir sus propias reglas.

Si  fuera verdad que la Iglesia que Cristo edificó, se corrompió poco tiempo después de su muerte entonces, Cristo no sabe hacer las cosas. La Iglesia que él fundó no sirvió, se descompuso.

"Jesús entrega a Pedro las llaves de su Iglesia"

“Jesús entrega a Pedro las llaves de su Iglesia”

LO QUE LA BIBLIA ENSEÑA

Cristo dijo que todo aquello que se edifica sobre roca no se puede derrumbar jamás (Lee: Lucas 6, 48).

Cristo es la Roca y el fundamento de su Iglesia. “y la roca era Cristo” (1 Corintios, 10, 4). Él es la piedra angular (Lee: Marcos 12,10). Todos los cristianos evangélicos reconocen que Cristo es la roca. Por tanto afirmar que la Iglesia que Cristo fundó se corrompió, significa enseñar que el fundamento, que es Cristo mismo, no sirvió y contradice la Escritura.

Cristo es la Verdad y él no puede engañarse ni engañarnos. El prometió “Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”. (Mateo 16, 18) Si fuera verdad que la Iglesia postapostólica se apartó de las enseñanzas de Cristo y prevaleció Satanás, el error y la mentira, quiere decir que o Cristo nos engañó, o se engañó. Si nos engañó, no es la Verdad; si se engañó y no pudo cumplir su promesa, no es Dios.

Cristo es el Esposo: (Lee: Juan 3, 29). La Iglesia es su esposa (Lee: Efesios 5, 25 y Apocalipsis 19, 7). Afirmar que Cristo repudió a su Iglesia por  ser una pecadora y se fue con otra es acusarle de adulterio. “El que repudie a su mujer y se casa con otra comete adulterio” (Marcos 10,11).

Cristo es misericordioso y no repudia a las mujeres adúlteras sino las perdona: (Lee: Lucas 7, 44-50 y Juan 8, 10) A la Samaritana adúltera no la rechaza sino la convierte en su apóstol (Lee: Juan Capítulo 4). Por tanto, el Cristo que rechaza a su esposa la Iglesia, que no la perdona y se va con otra, no es el Cristo de la Biblia.

La oración de Cristo es infalible: Cristo le dijo a Pedro: “Yo rogaré para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos” (Lucas 22, 31). Aunque Pedro haya pecado, su fe no desfallece, porque está sostenida por la oración infalible de Cristo. Al afirmar que Iglesia Católica Romana enseña cosas contrarias a la fe, los cristianos evangélicos niegan el poder infalible de la oración de Cristo.

La Iglesia es la columna y fundamento de la verdad. (1 Timoteo 3, 15) Si fuera verdad que esa Iglesia que Cristo fundó se apartó paulatinamente de la verdad, eso quiere decir que ese fundamento y esa columna puestos por Cristo se derrumbaron. ¿Será verdad eso?

"Papa Benedicto XVI y Obispo de Iglesia protestante de Alemania"

“Papa Benedicto XVI y Obispo de Iglesia protestante de Alemania”

LO QUE LA RAZÓN DEMUESTRA

Cristo inauguró su Reino hace 2000 años (Lee: Marcos 1, 15). Los cristianos evangélicos contradicen la Escritura porque esta afirma que el Reino de Dios establecido por Cristo “jamás será destruido… y subsistirá para siempre” (Lee: Daniel 2, 44).

Primer error: Confundir “Iglesia pecadora” con “Iglesia apóstata”.

El que no distingue confunde: que la Iglesia de Cristo sea pecadora es una cosa, y el que se haya corrompido y apostatado es otra.

Si la Iglesia, como los protestantes afirman se corrompió desde tiempos de Constantino ¿Cómo es que todavía subsiste?

Segundo error: Creer que la Iglesia debe ser impecable.

Si la Iglesia pide perdón es porque ha pecado; si en la Iglesia católica rezamos el “Yo pecador” es porque reconocemos que en ella hay pecadores. Pero por el hecho de ser pecadora, no deja  de ser la Iglesia de Cristo de la misma manera que no porque en el mundo haya pecadores deja de ser creación divina.

Muchos pretenden hacernos creer que porque ha habido escándalos y malos  Papa en la Iglesia  ya por eso la Iglesia Católica dejó de ser Iglesia de Cristo. Pero Cristo, por el contrario, afirmó que en su campo iban a estar mezclados trigo y cizaña hasta el fin del mundo y no permitió a sus siervos arrancar la cizaña (Lee: Mateo 13, 24-30).

Tercer error: Más aun precisamente porque la Iglesia de Cristo es pecadora, debemos creer que es obra de Cristo porque ¿Cómo se explica el que una sociedad subsista desde hace 2000 años  a pesar de sus pecados e imperfecciones? Todos los imperios que se ha corrompido han desparecido, la Iglesia subsiste, está más viva y fuerte que nunca. ¿A qué se debe? Indudablemente a la fuerza poderosa y divina de aquel que dijo: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. ¿A quién debemos creer? ¿A esos que dicen que Cristo abandonó a su Iglesia o el mismo Cristo que promete no hacerlo jamás?

Primera incoherencia.

Resulta que los protestantes dicen que la Iglesia es invisible. O sea que para amar a la Iglesia y para adherirse a ella no se ve, nadie sabe cuál es; pero para atacarla y denigrarla todos la identifican fácilmente y saben que es la Iglesia Católica Romana.

Segunda incoherencia.

Afirman que la iglesia que Cristo fundó se descompuso, se corrompió y después ellos fundan otra. ¿A quién le están haciendo la competencia?

Tercera incoherencia.

Dicen que la iglesia se corrompió y sin embargo está viva y presente en todo el mundo. Si lo que se corrompe desaparece entonces porque está viva la Iglesia. Si ellos siguen atacando a la Iglesia y protestando no significa eso que la Iglesia sigue igual de viva y de fuerte.

Cuarta incoherencia.

Dicen que da lo mismo estar en una que en otra. Si da lo  mismo entonces ¿por qué no venirse todos a la de los católicos?

Dicen que todas son iguales si todas son iguales porque ellos hacen una diferente.

Para fundar una Iglesia se necesita Morir y resucitar. Porque voy a dejar la Iglesia de Cristo para irme a una Iglesia de un fundador que se lo comieron los gusanos.

El documento de la Dominus Iesus deja que Jesucristo es el mediador y el redentor universal: « El Verbo de Dios, por quien todo fue hecho, se encarnó para que, Hombre perfecto, salvará a todos y recapitulara todas las cosas.

pastor-evangelico-evelio-reyes-acusado-de-discriminacion-sexual_480_311

Ahora bien y esto fue lo que no les gustó a los que no entienden nada de ecumenismo. El único mediador entre Dios y los hombres fundó una iglesia como mediadora de su doctrina para enseñarla a todos los hombres. En ella subsiste la iglesia de Cristo. ¿Y que significa subsiste? Pues quiere decir lo contrario de lo que afirman los protestante. Ellos afirman que la Iglesia de Cristo se corrompió, y al corromperse algo, necesariamente desaparece, deja de existir. Pero esto no puede provenir sino de la más supina ignorancia y digo supina ignorancia para abstenerme de un vocabulario menos ecuménico. Porque la base del protestantismo, de los evangélicos, de los cristianos bíblicos es esa: la iglesia de Cristo se corrompió y ¿porque dicen eso? porque están obligados, porque si la iglesia de Cristo no se corrompió entonces cuando ellos fundan una iglesia ¿A quién le están haciendo la competencia? Si Cristo fundó y su pastor evangélico funda otra. ¿A quién le está haciendo la competencia? A Cristo. Los pastores evangélicos no son tontos ellos saben que si la iglesia de Cristo subsiste, si esta todavía viva e intacta después de 2000 años, ellos no tiene justificación para fundar otra Iglesia, por eso la fuerza de los protestantes no está en las verdades que afirman, sino en los ataques que hacen a la iglesia de Cristo, por eso se llaman protestante porque no pueden hacer otra cosa sino protestar y contra que protestan: contra la corrupción de la iglesia de Cristo y de esta manera creen que ya se justifica el fundar otra. Pero resulta que el pecado es mayor. Porque digo esto. En primer lugar porque el pecado más grave en la iglesia es dividir y el que divide no es de Cristo. Porque  Cristo quiere una sola iglesia  para todos y por eso porque sabía que iba a haber rivalidades el oro a su padre; padre que todos sean uno como tú y yo. Y como es esa unidad entre Cristo y su padre. Unidad de obediencia y unidad de amor. Pero hay algo pero en esa afirmación que ellos mismos hacen al decir que la Iglesia de Cristo se corrompió, ellos creen defender a Cristo, pero de hecho lo están atacando porque? la respuesta te la puedes dar tú mismo. ¿Qué es la iglesia de Cristo? Es una institución humana o es una Institución divina. Dijo Cristo sobre esta piedra edificare mi iglesia o no lo dijo Jesús. Si la iglesia fue instituida por Cristo entonces están atacando a Cristo, más aún están diciendo la iglesia que Cristo instituyo no sirvió en menos de cien años se corrompió para tiempos de Constantino ya se había introducido la idolatría, por tanto yo pastor evangélico, yo pastor protestante voy a hacer una iglesia más santa y mejor que la de Cristo. ¡Claro que no lo dicen porque el engaño es obvio! pero lo hacen Porque Si la iglesia de Cristo se corrompió ¿qué significa eso? que Cristo no sabe hacer las cosas, y no solo eso sino que Cristo no pudo cumplir su promesa de que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella. En pocas palabras ellos pretendiendo defender el Evangelio, se autonombran fundadores de una iglesia mejor que la de Cristo y de paso le echan porras al diablo. No digo que esto lo hagan conscientemente, por supuesto que no, esto viene del error de concebir la iglesia como una sociedad humana y no una institución divina y desgraciadamente este error se da incluso dentro de algunos círculos católicos. Porque que eso que se difunde por ahí de rebeldía y desobediencia al Santo Padre, que eso donde los católicos quieren que todo se decida por voto popular, eso no es sino considerar a la iglesia como una sociedad humana. Por eso el documento después de hablar de que Cristo es nuestro único salvador pasa a hablar en el capítulo IV de la iglesia. Y afirma que la Iglesia es  de Cristo y aunque los miembros y la cabeza que es Cristo no se identifiquen están unidos inseparablemente. La iglesia de Cristo forma el Cristo total.  La iglesia es el cuerpo de Cristo esta es una verdad evangélica. Cristo es la cabeza, nosotros su miembros, si la iglesia es el cuerpo de Cristo ¿Puede acaso el cuerpo de Cristo corromperse? Puede el cuerpo de Cristo animado por el espíritu santo corromperse. Esta es la pregunta que se deberían hacer tanto los protestantes como los católicos rebeldes y los teólogos disidentes. ¿Si Cristo es la cabeza de la iglesia debemos obediencia a esa Iglesia? ¿Si la Iglesia es el cuerpo de Cristo debemos amor a esa Iglesia? ¿Si la iglesia es la esposa de Cristo podemos afirmar que Cristo se divorció de su iglesia y se fue con otra? Es necesario ser honrados y sacar las conclusiones lógicas de nuestra conducta y de nuestras afirmaciones. ¿Si Cristo amó a su iglesia y se entregó por ella, tú decides por el contrario odiarla y perseguirla y todavía te atreves a llamarte cristiano? Si Saulo cuando era pagano perseguía a la iglesia y le reclamó Cristo ¿Por qué me persigues? Tú que te llamas cristiano y seguidor de Cristo ¿te atreves a perseguir a y acusar a esa misma Iglesia a la que Cristo amo y ama y seguirá amando? Aquí hay algo que no cuadra, aquí hay algo que no funciona. Tienes muy poca… si muy poca fe. Se racionaliza demasiado, tendrán la biblia en la mano pero no aceptan más que los que le cabe en la cabeza y lo que les cabe es muy poco. Afirman cree en Cristo pero de hecho solo creen en ellos mismos, porque el que cree solo lo que entiende ¿en quién cree? en sí mismo en su propio entender. Este es el problema de muchos católicos y semi cristianos, tienen razón pero no la usan, tiene fe pero no les ilumina, tienen amor pero no les calienta.

"Vaticano, Santa Sede de la Iglesia Católica"

“Vaticano, Santa Sede de la Iglesia Católica”

“Pues no me avergüenzo del Evangelio, que es fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree.” (Romanos 1:16)

YA NO ES TIEMPO PARA VIVIR AVERGONZADOS DEL EVANGELIO

1. Nueva Evangelización

Hoy ya no funciona el truco de poner un letrero en la puerta diciendo: “Este es un hogar católico no se acepta propaganda protestante”, porque los protestantes, los evangélicos y las sectas ya están adentro del hogar a través de la televisión, de la radio y de la propaganda persona a persona en la fábrica.

2. “La fe se fortalece dándola…”

Dice el Santo Padre…y no escondiéndonos detrás de la puerta. Y pide aún más: “No tengáis miedo de salir a la calle y a las plazas, como los primeros apóstoles que predicaron a Cristo y las buenas noticias de salvación en las plazas, pueblos y ciudades. Ya no es tiempo para vivir avergonzados del Evangelio” (Romanos 1,16. Denver, 1993).

3. Atento a los lobos.

Recuerda: A los pastores respeto, a las ovejas cariño y a los lobos palos. El no tener miedo no significa ser imprudentes. Jesús aconseja que antes de emprender una batalla midamos nuestras fuerzas. Es necesario armarte bien y prepárate para la batalla: Ora, subraya tu Biblia, estudia tu fe, consulta a tu párroco.

4. No exageres compadre.

Pero tampoco te dejes intimidar. Los hermanos separados sueltan muchas citas de memoria. Esto apantalla a muchos, pero eso no significa que las han entendido. Tu trata primero de entender, después memoriza algunas pocas citas, basta recordar el libro de la Biblia y el capítulo, y sal acompañado a evangelizar.

LOS DIEZ PASOS DEL DIÁLOGO

1. Estudia.

Para dar razón de tu fe es necesario conocer y haber entendido. Júntate con tus amigos, en tu casa o en tu parroquia a reflexionar sobre la fe con una Biblia con comentarios, el Catecismo de la Iglesia Católica y los audiocassettes de Hombre Nuevo.

2. Prepárate.

Para la batalla de la fe es necesario estar armados, Gedeón venció a los enemigos con cuernos, cántaros y antorchas. (Lee Jueces 7,16). El cuerno es el Catecismo, el cántaro de agua viva es la Biblia y la antorcha es la fe Católica

3. Aprende lo básico.

La respuesta a sus diez más frecuentes preguntas: ¿María tuvo más hijos?, ¿Es idolatría venerar las imágenes?, ¿Debemos bautizar a los niños?, ¿Tienen poder los hombre para perdonar los pecados?, ¿La Eucaristía es un símbolo o una realidad?, ¿Fundó Cristo muchas Iglesia o una sola?, ¿Es el Papa el Anticristo?, etc. (Solicita la serie completa de folletos FE Y EVANGELIO).

4. Conoce su doctrina.

La doctrina de los evangélicos y otros grupos protestantes es como el queso gruyere sabe bien, pero está llena de agujeros.

Afirmar que basta la sola Biblia para conocer la verdad, pero la Biblia dice que debemos creer no sólo en lo escrito sino también lo enseñado de viva voz. (Lee 2 Tesalonicenses 2,15).

Dicen que no debemos obedecer a los sacerdotes, ni a los obispos, ni al Papa. ¿Por qué entonces ellos le hacen caso a su pastor? Ellos exigen que tú les pruebes todo con la Biblia, pero si tú les pides que te prueben que su interpretación es la única verdadera, no lo pueden hacer.

Y cuando le pruebas, con la Biblia en la mano, lo que la Iglesia enseña: que debemos alabar a María (Lucas 1,48); que los hombre reciben el poder de perdonar los pecados (Juan 20,23); que debemos comer la carne y la sangre de Cristo para tener vida eterna (Juan 6,54); que Cristo fundó una sola Iglesia (Mateo 16,18); que sí podemos llamar “padre” a los hombres (1Corintios 4,15), etc. Ellos no lo aceptan. ¿Por qué? Porque ellos no creen en la Biblia, sino entienda. Es decir, creen sólo en sí mismos.

5. Comienza siempre orando.

Reza cualquier oración o petición que te inspira el Espíritu Santo pero termina siempre con el Padre Nuestro, el Ave María usando la Biblia (Lucas 1,28 y 1,42). Si el objeta contra cualquiera de estas oraciones hazle ver cómo estas oraciones son bíblicas e inspiradas por el Espíritu Santo.

orando

6. Toma la iniciativa.

Primero: Exige que no hable mal de tu Iglesia ni de los sacerdotes. El hablar mal y el criticar no es cristiano. La primera enseñanza de la Biblia es el amor y el respeto a los demás.

Segundo: Pídele que te platique un poco de su Iglesia, de su fundador, de cuales son su creencias y que fue lo que le motivo a entrar a dicha iglesia.

Tercero: Habla tú de lo que a ti te convence y atrae de la Iglesia Católica.

7. Bájalo del Ring.

Los Evangélicos son leones para debatir sobre el tema que ya se saben de memoria, pero si lo sacas de ahí, se vuelven corderitos. Ponlo en el campo que a ti te interesa y conoces: “A mí me gustaría hablar de la Iglesia”.

Ten preparadas tus preguntas: ¿Quién es tu fundador?, ¿La Iglesia que Cristo fundó no funciona y la de tu fundador sí?, ¿Acaso el hombre puede ser más sabio que el mismo Cristo?, ¿Cuándo se fundó tu iglesia?, ¿Cómo puede ser la Iglesia de Cristo una Iglesia fundada 1500 años después de Cristo?

8. Deja Actuar a Dios.

Tu trabajo es aclarar dudas, quitar prejuicios y establecer el puente de confianza. Dios es el único que puede tocar su corazón. Ponte en manos de Dios y recuerda también que si tú no eres un convencido y no practicas tu fe nunca podrás convencer a nadie.

9. Ama la Verdad.

Si no sabes, di “No sé,” y añade, “La próxima ocasión que nos veamos te tendré la respuesta”.

Si señala errores de la Iglesia, reconócelos, pero aclara que no por eso deja de ser la Iglesia de Cristo. Cristo no prometió que no habría mal, sino que este no prevalecería contra ella. (Lee Matthew 16:1).

Preséntale la otra cara de la verdad: el heroísmo de sus mártires, el celo de sus misioneros, la caridad de tantas mujeres consagradas al servicio de los pobres, la grandeza de sus santos, etc.

10. Invítalo a tu parroquia.

Recuerda que el Buen Samaritano llevó al herido a la posada. Llévalo a tu parroquia, invítalo a tu grupo, o simplemente preséntaselo a Jesús en la Eucaristía y háblale de Él.

101_9534_640x480

¡NO TENGÁIS MIEDO!

No tengáis miedo de salir a la calle y a las plazas, como los primeros apóstoles que predicaron a Cristo y las buenas noticias de salvación en las plazas, pueblos y ciudades. Ya no es tiempo para vivir avergonzados del Evangelio (Romanos 1,16).

Es tiempo de predicarlo desde los techos (Mateo 10:27) e invitar a cada uno que encuentres al banquete que Dios ha preparado para los suyos. El evangelio no puede quedar escondido por miedo o por indiferencia… Su objetivo no era tenerlo guardado en el cajón, sino para ponerlo sobre un estante para que vean su luz y glorifiquen al Padre (Mateo 5,15).

Jesús salió en busca del hombre y de la mujer de su tiempo. El se ensartó en un diálogo abierto y confiado con ellos, sin tener en cuenta su condición como el Buen Samaritano de la familia humana, el se acerco a su gente para curarlos de sus pecados y de las heridas que deja la vida, y llevarlos a la casa del Padre.

Queridos jóvenes la Iglesia les manda ir con la fuerza del Espíritu, a los que están cerca y a los que están lejos. Y compartir con ellos la libertad que encontraste en Cristo. (Juan Pablo II Denver, USA. 15 Agosto/1993).

957c_cca9

LAS TÁCTICAS DEL DIÁLOGO

Para ganar una batalla no basta estar armado ni tener valor es necesaria una estrategia.

  1. No te pongas enfrente, ponte de su lado. ¿El Papa es muy rico?, ¿Sabes? yo antes pensaba como tú, pero me puse a estudiar y encontré que nada en el Vaticano pertenece al Papa con excepción de sus libros y que bajo las órdenes del Papa existen más de cien organizaciones que se dedican a hacer el bien a los pobres y necesitados sin distinción de raza o religión. ¿Sabías tú eso?
  2. No discutas ideas, baja a la práctica. Da la impresión de que a usted le preocupan mucho los pobres. ¿Me puede decir cuánto y cuándo fue la última vez que dio limosna a un pobre? Ud, no da ni el diez por ciento a los pobres ¡¿y que el Papa vende el Vaticano?!
  3. Busca afirmar más que contradecir. ¿María tuvo más hijos? ¡Por supuesto! y los sigue teniendo! Yo también soy hijo suyo, y tú también, aunque no lo reconozcas. Porque si Cristo es tu hermano, su Madre es también madre suya.
  4. Antes de jalar el anzuelo deja que muerda la carnada.- Cumplió Jesús los mandamientos, ¿sí o no? El dirá que sí.
    – Cumplió Cristo el cuarto mandamiento, ¿sí o no? La respuesta será afirmativa.
    – ¿Me puedes decir cuál es el cuarto mandamiento?
    – Honrarás a tu Padre y a tu Madre.
    – ¿Quién es el Padre de Jesús?
    – Dios
    – ¿Quién es la madre de Jesús?
    – María.
    – Si Cristo honró a su Madre, ¿no debemos hacer nosotros lo mismo?
  5. No busques vencer, sino convencer. Jesús es una persona, la Biblia un libro. Si eres cristiano, obedeces a Cristo. Él no quiere divisiones, sino la unidad: “Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en mí y yo en Ti” (Juan 1,21-23).
    Él no quiere que estemos divididos en multitud de iglesias. Jesucristo quiere darte vida eterna. Por eso dijo, “Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna” (Juan 6,54). Jesucristo quiere que obedezcamos a sus representantes: “Quien a vosotros oye a mí me oye” (Lucas 10,16).

Católicos y Evangélicos oran Unidos en Cristo

“Este es el día que Yahveh ha hecho, sea nuestra alegría y nuestro gozo” (Salmo 118, 24).

EL MANDAMIENTO

Los Adventistas del Séptimo Día nos acusan a los católicos de haber cambiado el precepto bíblico del descanso sabático al domingo, sustituyendo así la enseñanza divina con preceptos humanos. ¿Es esto verdad?

La Biblia lo dice claramente: “Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo y descansó el día séptimo de toda su obra que había hecho y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó; porque en él cesó Dios toda la obra creadora…” (Génesis 2, 2-3).

Este día, el último día de la creación, donde Dios había terminado su obra creadora fue declarado día Santo y día de descanso en el Monte Sinaí; el día para recordar la alianza de Dios con su pueblo. “Recuerda el día del sábado (sabbath = descanso) para santificarlo. Seis días trabajarás, pero el día séptimo es día de descanso para Yahvé, tu Dios. No harás ningún trabajo…” (Exodo 20, 8,10).

Este es un mandamiento y todos los cristianos debemos cumplirlo. Pero no basta saber de memoria las citas bíblicas, es necesario entenderlas.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTE DÍA?

Último día de la creación.

El día del descanso es “bendecido” y “santificado” por Dios, o sea, separado de otros días para ser, entre todos el “día del Señor”. Es un día para ocuparnos de las cosas santas y no de las profanas, trabajar sería “profanar” el día santo (Dies Dómini n.16).

Día de liberación.

El sábado se establece como ley de liberación en el Monte Sinaí (Deuteronomio 5, 15). Yahvéh quiere que los judíos festejen el día de su liberación y del poder de Dios.

Día santo y santificado por Dios.

El día del descanso es “bendecido” y “santificado” por Dios, o sea, separado de otros días para ser, entre todos, el “día del Señor”. Es un día para ocuparnos de las cosas santas y no de las profanas, trabajar sería “profanar” el día santo (Dies Dómini n.14).

Día consagrado a Yahvé.

El Señor del sábado es Yahvé, los judíos lo llamaban el día de Yahvé, el día consagrado a Yahvé (Lee: Exodo 16, 23- 25).

dia-senor-domingo-sabado_1_2196207

¿SÁBADO O DOMINGO?

Cuando el adventista te dé las citas anteriores, dile: “¡Te felicito! Ya lo sabía. Eso dice el Antiguo Testamento ¿Y qué dice el Nuevo?”. El error de los Adventistas está en leer el Antiguo Testamento = AT, ignorando el Nuevo Testamento = NT que nos anuncia cinco “Novedades”.

1ª NOVEDAD: Jesucristo es el Señor del sábado.

Los judíos se enfadaban con Jesús porque trabajaba en sábado sanando a las personas (Lee: Marcos 3, 1). Jesús se defiende afirmando que él es “el Señor del sábado” (Lee: Marcos 2, 23-28). Con su ejemplo, el Señor nos enseña que el sábado debemos trabajar haciendo el bien a los demás, porque la caridad no tiene fechas, y está por encima de los demás mandamientos.

2ª NOVEDAD: El domingo es el día de la fe, para confesar que “Jesús es el Señor”.

Jesucristo al declararse Señor del sábado, se adjudica además un título divino, por eso los fariseos querían matarlo. El domingo es el día en que los cristianos confesamos la divinidad y el señorío de Cristo; en ese día Tomás confesó su divinidad y señorío: “Señor mío y Dios mío” (Lee: Juan 20, 26-28). Al cambiar el día de culto, confesamos a Jesús como Dios y Señor del tiempo y de la historia.

3ª NOVEDAD: Dios sigue trabajando.

El AT dice que Yahvé descansó de toda obra creadora, PERO el NT nos dice que Dios sigue trabajando: “Mi Padre sigue trabajando y yo también trabajo ¿y qué?” (Lee: Juan 5, 17). Si sigue trabajando, quiere decir que la obra de Dios no se acabó el sábado. El pecado de Adán introdujo desorden en el mundo y era necesario un día más de trabajo y un nuevo día de descanso.

4ª NOVEDAD: Un nuevo día.

El AT dice que el séptimo día es el último de la creación, PERO el salmista anuncia un nuevo día, el octavo día: “Este es el día que ha hecho el Señor” (Lee: Salmo 118, 24).

Con Cristo se inaugura un tiempo nuevo y definitivo (Dies Domini n. 18). Él es el Alfa y el Omega, y como el domingo es el día primero de la semana y el último de la creación la Biblia lo llama y la Iglesia lo proclama: El día del Señor (Lee: Apocalípsis 1, 8 y 10).

5ª NOVEDAD: Nueva Creación.

El AT dice que Dios terminó toda su obra creadora, PERO el profeta predice una nueva creación (Lee: Isaías 65, 17).

¿Cuál es la Nueva Creación?

La nueva creación inicia con la resurrección de Cristo porque él es el primer nacido de entre los muertos, él es el principio de esa nueva creación (Lee: Colosenses 1, 18).

Por eso San Pablo llama a Cristo “Adán” (1Corintios 15, 45) porque Cristo es el primer hombre de la nueva creación. “Pues si por un hombre vino la muerte (Adán) también por un hombre (el nuevo Adán) vino la resurrección de los muertos” (Lee: 1 Corintios15, 21-22-45).

El sábado no era sólo para descansar sino para recordar las maravillas de la creación. El domingo es el Nuevo Día para recordar la Nueva Creación realizada en Jesucristo. (Dies Domini n. 16 -17).

¿QUIÉN CAMBIO EL SÁBADO?

  • Lo cambió Dios Padre porque él sigue trabajando y restauró su obra desordenada por el pecado con una “nueva creación” en Cristo (2 Corintios 5, 17). Resucitando a Cristo, el primero de todos, inauguró la nueva creación y esto lo hizo el domingo, el día del sol, a la salida del sol (Lee: Marcos 16, 2 y 9).
  • Lo cambió Dios Hijo. Los judíos convocaban la asamblea el sábado. Pero Cristo convoca la asamblea con sus apóstoles el domingo (Juan 20, 19). Se reúne a partir el pan con los discípulos de Emaús en ese día, (Lucas 24, 13-35) y espera hasta el siguiente domingo para manifestarse a Tomás (Lee: Juan 20, 26).
  • Lo cambió el Espíritu Santo. El AT dice que Dios santificó el sábado, pero el NT atestigua que el día de la santificación es domingo, porque Cristo concedió el Espíritu Santo a su Iglesia en ese día (Lee: Juan 20, 22-23), y Pentecostés también ocurrió en domingo, cincuenta días después del sábado de la Pascua judía (Lee: Hechos 2, 1).
  • Lo cambió la Iglesia de Cristo. La fe en la resurrección es el origen y fundamento de la fe cristiana (Dies Domini n.2), por eso los apóstoles escogieron el domingo para tener la fracción del pan y celebrar la fe en Cristo resucitado (Lee: Hechos 20, 7).

El apóstol Juan, recordando esta costumbre, llama a este día “el día del Señor” (Lee: Apocalipsis. 1, 10).

el-de-toda-la-vida-y-el-recien-llegado

LO QUE ENSEÑA LA IGLESIA

“El primer capítulo del Génesis, al concluir la narración de la creación, dice que Dios cesó “en el día séptimo de toda labor que hiciera. Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó” (Génesis 2, 2-3). El “shabbat”, el sábado bíblico, está vinculado con el descanso de Dios. Si los cristianos celebramos el día del Señor el domingo, es porque en este día tuvo lugar la resurrección de Cristo, que es el cumplimiento de la primera creación y el comienzo de la “nueva creación”. En Cristo se realiza plenamente el “descanso” de Dios. Estudia detenidamente la encíclica de Juan Pablo II Dies Domini.

“El domingo se ha considerado el “dies Christi”, porque está relacionado con el recuerdo de su resurrección. En efecto nuestro Señor resucitó el “primer día después del sábado” (Juan 20, 1), y ese mismo día las mujeres encontraron el sepulcro vacío. El evangelio narra que Jesús fue reconocido por María Magdalena, acompañó a los dos discípulos de Emaús, se manifestó a los Once que estaban reunidos y se les apareció de nuevo al domingo siguiente, venciendo la duda del incrédulo Tomás. Cincuenta días después tuvo lugar Pentecostés.

Así el domingo es el día de la fe, día en que los creyentes contemplando el rostro del Resucitado, están llamados a repetirle como Tomás: “Señor mío y Dios mío” y a revivir en la Eucaristía la experiencia de los Apóstoles cuando el Señor se presentó en el cenáculo y les comunicó su Espíritu” Juan Pablo II.

ESTE ES EL DÍA

Por eso el domingo es el día en el que la Iglesia, como Juan en Patmos, escucha la palabra de Dios.

Es el día en el que, como Tomás, los cristianos nos ponemos de rodillas y profesamos nuestra fe en Cristo: “Señor mío y Dios mío” (Lee: Juan 20, 26-28).

Es el día en el que, como los discípulos de Emaús, nos encontramos con Cristo realmente presente en la fracción del pan, (Lee: Lucas 24, 30) y recordamos la promesa que el Resucitado nos hizo a los cristianos: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mateo 28, 20).

El primer día de la semana Dios creó la luz, pero, para los cristianos, la verdadera luz del mundo es Jesucristo y por eso celebramos el domingo, el día sin ocaso, el día eterno, el día del Señor (Dies Dómini n. 26).

¿SOMOS CRISTIANOS O JUDÍOS?

Los adventistas, al negarse a celebrar el día del Señor, el díes Dómini o domingo, niegan la importancia central de la victoria de Cristo resucitado; rechazan la nueva creación realizada en Cristo; se apartan de la fe cristiana y se ponen del lado de los judaizantes que, al inicio de la Iglesia, querían conservar las fiestas y el sábado judío. San Pablo dice que todo eso, que prescribía el Antiguo Testamento, era sombra de lo venidero (Lee: Colosenses 2, 16-17).

Esto nos revela el error más frecuente entre los protestantes, que leen y citan el Antiguo Testamento como si el Nuevo no añadiera ni cambiara nada y por eso no atinan, se confunden y nos quieren confundir. Lo que extraña es por qué, si defienden tanto que el sábado es el día de descanso, se quedan el domingo a ver televisión en vez de irse a trabajar.

0469

“El no casado se preocupa de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor” (1Corintios 7, 32).

¿POR QUÉ CRISTO NO SE CASÓ?

Lo que enseña la Iglesia

Andrés era un joven cristiano Metodista que se sentía intrigado por la manera de vivir de los sacerdotes católicos. Él pensaba: “Los ministros Metodistas tienen esposas, lo mismo que los Bautistas, los Presbiterianos y todos los demás pastores protestantes. ¿Por qué los pastores católicos son diferentes? Tiene que haber una razón”.

Andrés encontró la respuesta en la clase dominical de su Iglesia Metodista. El joven preguntó a la maestra: “¿Por qué Jesucristo nunca se casó?”, y la Maestra le dio la respuesta que cualquier cristiano sabe:

“Jesucristo no se casó porque Él quería dedicar todo su tiempo y energía al servicio de Dios, con corazón indiviso. Si Jesús hubiera tenido esposa e hijos, ¿cómo podría haber dedicado todo su tiempo a Dios y al servicio de los demás?”.

Andrés era inteligente y sacó la conclusión obvia: “Los sacerdotes católicos son como Cristo, esta debe ser la razón por la que no se casan”. Gracias a la sincera respuesta de su maestra Metodista, pocos años después Andrés se convirtió a la Iglesia Católica y actualmente está estudiando en el seminario de los Legionarios de Cristo para ser sacerdote.

sacerdote

Pablo VI, en Sacerdotalis Celibatus, nos da tres razones:

Razón Cristológica:

El sacerdote es célibe porque Cristo, sumo pontífice y sacerdote eterno según el orden de Melquisedec, fue célibe y el sacerdote ministerial es participación del Sacerdocio de Cristo. El sacerdote escoge a Cristo como el supremo amor de su vida y como hijos a las almas que Dios le confía.

Razón Eclesiologica:

Cristo es el esposo de la Iglesia. El sacerdote, por medio de la virginidad, se configura con Cristo en el amor por su esposa la Iglesia para hacer de ella una esposa gloriosa, santa e inmaculada (Efesios 5,25). Juan es el modelo del apóstol virgen.

Razón Escatológica:

Cristo vino a instaurar en este mundo un tipo nuevo de vida. La Iglesia es germen de ese nuevo tipo de vida. La castidad por el “Reino de los Cielos” (Mateo 19,12) es un anuncio de ese nuevo tipo de vida, donde no se toma ni mujer ni marido, sino que se vive como los ángeles del cielo (Mateo 22,30). El apóstol Pablo es modelo de ese nuevo tipo de vida. (1 Corintios 11,1).

celibato

SACERDOTES CASADOS

El sacerdocio levita era hereditario, se transmitía por generación, eran casados. El sacerdote Zacarías, padre de Juan el Bautista, era casado.

Nadie ignora que varios apóstoles eran casados. La Biblia nos habla de la suegra de Pedro (Mateo 8, 7). Pablo señala que varios apóstoles eran ayudados por sus esposas (1 Corintios 9, 5).

En las primeras generaciones los obispos eran casados, porque así estaban antes de convertirse, lo único que exige San Pablo es que vivan moralmente, que tengan una sola mujer (1 Timoteo 3, 3).

Los que estaban casados antes de conocer a Cristo siguieron así, pero los que no estaban casados y querían consagrarse totalmente al servicio de Dios no se casaban. Con Cristo se inaugura un nuevo estilo de vida, el de los hombres y mujeres célibes. ¿De dónde sacaron los primeros cristianos esta idea?

  1. El ejemplo de Cristo: El sacerdocio de Cristo es diferente del sacerdocio levita. Cristo no se casó para consagrarse en cuerpo y alma a servir a Dios y sus hermanos.
  2. La invitación de Cristo: Al que quiera vivir en intimidad con Cristo, Él le exige la renuncia a otros amores: “Quien no odia (manera hebrea de recalcar la renuncia total) a su padre a su madre, a su mujer y a sus hijos no es digno de mí”. (Lee: Lucas 14, 25).
  3. El don de Dios: Ante las exigencias del matrimonio cristiano, que no permite el divorcio, los apóstoles dijeron: “Si es así, no conviene casarse”. Jesucristo no condena esta afirmación, por el contrario, la eleva dándole un sentido sobrenatural afirmando que esta manera de pensar sólo la pueden entender aquellos a quienes se les ha concedido ese don. (Lee: Mateo 19, 11-12).
  4. El ejemplo de los seguidores de Jesús: Juan el Bautista, hijo de sacerdote (Lucas 1) y con derecho hereditario al sacerdocio, el único profeta que conoció a Jesús personalmente, a ejemplo de Cristo no se casó para dedicarse totalmente al servicio del Reino. Si entre los nacidos de mujer no hay ninguno más grande que Juan el Bautista (Lucas 7, 28), ¿no quiere decir esto que la virginidad es una gran virtud que nos asemeja al más Grande: Jesucristo? Al Discípulo Amado: Juan, el apóstol que no se casó, el amor de Jesús le compensó con creces. Pablo, modelo de todo verdadero apóstol, (1 Corintios 1, 11) no se casó y demostró con su vida entregada con corazón indiviso al servicio del Señor, la razón fundamental del celibato.
  5. El consejo de los apóstoles: Era tan clara y evidente esta enseñanza de un nuevo estilo de vida consagrada al servicio de Dios, que los primeros cristianos consultan al apóstol Pablo si podían vivir sin tener relaciones con su mujer, e incluso separarse. El apóstol da una doble respuesta:
    • “A los solteros y a las viudas: Bien les conviene quedarse como yo”. (1 Corintios 7, 8). Y da este consejo: ¿No estás unido a mujer?, no la busques (1 Corintios 7, 27). ¿Por qué?, “Porque el hombre casado se ocupa de las cosas del mundo, el no casado se ocupa de las cosas de Dios”. (1 Corintios 7, 32). Si los pastores protestantes se casan, ¿por qué será?, ¿por qué no se aguantan o porque quieren ocuparse de las cosas del mundo? Andrés encontró la respuesta a esta pregunta.
    • “En cuanto a los casados les ordeno, no yo sino el Señor: Que no se separen, y en caso de separarse que no vuelvan a casarse o que se reconcilien”, (1 Corintios 7, 10).

 

485015_258919034196212_1705900480_n

¿ES MALO EL MATRIMONIO?

Algunos cristianos evangélicos citan Timoteo 4,1-3 para comparar el celibato con “prohibir el matrimonio”. Pero este argumento es equívoco por dos razones:

Primero: Porque ahí Pablo habla de los gnósticos, que consideraban el matrimonio como algo malo, mientras que la Iglesia Católica considera el matrimonio como algo santo y sagrado: Un sacramento.

Segundo: Porque la Iglesia no obliga a nadie a hacer voto de no casarse, pero si un hombre o una mujer hacen libremente ese voto al Señor, la Iglesia, fiel a la Escritura, exige que ese voto se cumpla. (Deuteronomio 23, 24).

Si es verdad que Cristo vino a darnos ejemplo de una vida nueva, si es verdad que el más grande entre los nacidos de mujer no se casó, si es verdad que muchos cristianos imitaron su ejemplo, si es verdad lo que dice San Pablo que él no casado se ocupa de las cosas de Dios, entonces la pregunta correcta no es ¿por qué los sacerdotes no se casan?, sino: ¿Por qué sólo los sacerdotes no se casan? ¿Por qué sólo en la Iglesia Católica se imita a Cristo en su entrega total al servicio de Dios? ¿Por qué este don sólo lo da Dios en abundancia incomparable a los hombres y mujeres consagrados en la Iglesia Católica? Andrés encontró la respuesta y por eso se hizo católico.

not_20131114_716144

¿Y LOS QUE FALLAN?

“Llevamos este tesoro en vasos de barro” (2 Corintios 4, 7). “No obstante sabemos muy bien que es precisamente un tesoro” (J. Pablo II a los sacerdotes, 1979) Lo que falla es el barro del hombre no el tesoro de Dios. Cristo te ofrece la fuerza de la fe, el poder de la oración, el ejemplo de María y su misma compañía en la Eucaristía. Sin esto el barro fácilmente se rompe.

CONCLUSIÓN

Los sacerdotes no se casan para imitar a Cristo que vivió totalmente entregado a la salvación de las almas y al establecimiento del Reino de Dios; por amor a Cristo que nos invita a seguirle y renunciar a la mujer y a los hijos; porque muchos cristianos nos han dado ejemplo de esta nueva vida y la consideraban la obra mejor; porque no quieren vivir divididos (1 Corintios 7, 35-38); porque quieren ser fieles a los votos hechos al Señor.sacerdote (1)

“Entonces aparece en el cielo la señal del Hijo del Hombre”. Mateo 24,30.

Enemigo de la Cruz

Hoy asistimos a la desaparición progresiva del símbolo de la Cruz. Desaparece de las casas de los vivos y de las tumbes de los muertos y desaparece sobretodo del corazón de muchos hombres y mujeres a quienes molesta contemplar a un hombre clavado en la cruz, (M.M.).

Esto no nos debe extrañar, pues ya desde el inicio del cristianismo, San Pablo hablaba de falsos hermanos que querían abolir la cruz: “Porque son muchos y ahora os lo digo con lágrimas, que son enemigos de la cruz de Cristo” (Filipenses 3, 18).

cruz_jesus

¿Qué significa la Cruz?

Unos afirman que es un símbolo maldito; otros que no hubo tal cruz sino que era un palo; para muchos el Cristo de la cruz es un Cristo impotente; hay quien enseña que Cristo no murió en la cruz.

La cruz es símbolo de humillación, derrota y muerte, para todos aquellos que ignoran el poder de Cristo para cambiar la humillación en exaltación, la derrota en victoria, la muerte en vida y la cruz en camino hacia la luz.

Ministerio Pascual

Jesús sabiendo el rechazo que iba producir la predicación de la cruz: “Comenzó a manifestar a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho… ser matado y resucitar al tercer día. Pedro le tomó aparte y se puso a reprenderle: ‘¡Lejos de ti, Señor, de ningún modo te sucederá eso!’ Pero Él dijo a Pedro: ¡Quítate de mí vista, Satanás!..¡Porque tus pensamientos no son de Dios, sino de los hombres!” (Mateo 16, 21-23).

Pedro ignoraba el poder de Cristo y no tenía fe en la resurrección, por eso quiso apartarlo del camino que lleva a la cruz, pero Cristo le enseña que el que se opone a la cruz se pone de lado de Satanás.

1000222425

Obediencia-desobediencia

Satanás el orgulloso y soberbio odia la cruz porque Jesucristo, humilde y obediente, lo venció en ella “humillándose a sí mismo obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz”, y así transforma” la cruz en victoria: “… por lo cual Dios le ensalzó y le dio un nombre que está sobre todo nombre” (Filipenses 2, 8-9).

La Cruz y el Vicario

El Papa dice: La Cruz es…

  1. Signo del amor de Cristo: La cruz nos habla y no cesa de decir que Dios Padre es absolutamente fiel a su amor por el hombre, ya “que tanto amó al mundo que quien crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna” (Juan 3,16).
  2. Testimonio de la fuerza del bien contra el mal: La cruz es la inclinación más profunda de la Divinidad hacia el hombre… La cruz es como un toque de amor eterno sobre las heridas más dolorosas de la existencia terrena del hombre (Lee Dives in Misericordia #8).
  3. El Verbo que no pasa, y que llama al corazón de todo hombre, sin coartar su libertad: Cristo se pone del lado del hombre. “Lo que hagáis a uno de estos pequeños a mí me lo hicisteis”.
  4. Síntesis de las Bienaventuranzas:

Bienaventurados los pobres: Jesús desnudo en la cruz.

Los mansos: “Como cordero llevado al matadero”.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: Cristo crucificado hace justicia al hombre rescatándolo del mal y de la muerte, del odio y del rencor, de la concupiscencia y del orgullo.

Los limpios de corazón: La lanza le traspasa ese corazón que ha amado.

Bienaventurados los pacificadores: “Padre, perdónales”. La cruz, bandera de paz entre Dios y los hombres. Perseguido por la justicia: ¡Crucifícale, Crucifícale! Bienaventurados seréis cuando os persigan y digan todo género de mal por mí: “Si eres Hijo de Dios baja de la cruz” (Lee Salvífici Doloris #16).

toma-tu-cruz

¿Símbolo Maldito?

Algunas personas, para confundirnos, nos preguntan: ¿Adorarías tú el cuchillo con que mataron a tu padre?

¡Por supuesto que no!

1º. Porque mi padre no tiene poder para convertir un símbolo de derrota en símbolo de victoria; pero Cristo sí tiene poder. ¿O tú no crees en el poder de la sangre de Cristo? Si la tierra que pisó Jesús es Tierra Santa, la cruz bañada con la sangre de Cristo, con más razón, es Santa Cruz.

2º. No fue la cruz la que mató a Jesús sino nuestros pecados. “Él ha sido herido por nuestras rebeldías y molido por nuestros pecados, el castigo que nos devuelve la paz calló sobre Él y por sus llagas hemos sido curados” (Isaías 53, 5). ¿Cómo puede ser la cruz signo maldito, si nos cura y nos devuelve la paz?

3º. La historia de Jesús no termina en la muerte, cuando recordamos la cruz de Cristo nuestra fe y esperanza se centran en el resucitado. Por eso para San Pablo la cruz era motivo de gloria. (Gálatas 6, 14).

Nos recuerda el Divino Amor.

“Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna” (Juan 3, 16). Pero ¿cómo lo entregó? ¿No fue acaso en la cruz? La cruz es el recuerdo del tanto amor del Padre hacia nosotros y del amor mayor de Cristo que dio la vida por sus amigos (Juan 15, 13). El demonio odia la cruz, porque nos recuerda el amor infinito de Jesús (Lee: Gálatas 2, 20).

0

Nos recuerda los Mandamientos.

La cruz es signo del amor indivisible al Padre y al prójimo: El travesaño vertical, que como flecha apunta al cielo, representa el amor que debemos a Dios; el travesaño horizontal, abierto como dos brazos, representa el amor a nuestros hermanos.

La señal del cristiano.

Cristo, tiene muchos falsos seguidores que lo buscan sólo por sus milagros. Pero Él no se deja engañar (Juan 6, 64), por eso advirtió: “El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí” (Mateo 7, 13).

Objeción:

La Biblia dice: “Maldito el que cuelga del madero…”

Respuesta:

Los malditos que merecíamos la cruz por nuestros pecados, éramos nosotros, pero Cristo, el Bendito, al bañar con su sangre la cruz la convirtieron en camino de salvación.

  • La cruz que llevamos en el pecho es la señal de los seguidores de Jesús.
  • La cruz en la frente es el sello de los siervos de Dios.
  • La cruz es señal de su victoria sobre la muerte y el pecado.
  • La cruz en el cielo es la señal del Hijo del Hombre.
    Pues Cristo cargó con la cruz: “…a fin de que llegara a los gentiles, en Cristo Jesús, la bendición de Abraham, y por la fe recibiéramos el Espíritu de la promesa” (Gálatas 3, 13-14).

Cristo-la-cruz-y-el-signo-por-Santiago-Gamboa-640

El ver la cruz con fe nos salva.

Jesús dijo: “como Moisés levantó a la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado (en la cruz) el Hijo del hombre para que todo el que crea en Él tenga vida eterna” (Juan 3, 14-15). Al ver la serpiente, los heridos de veneno mortal, quedaban curados. Al ver al crucificado el Centurión pagano se hizo creyente; Dimas el perdido fue salvado y el cristiano que lo vio se convirtió en testigo (Lee: Juan 19, 35-37).

Fuerza de Dios.

“Porque la predicación de la cruz es locura para los que se pierden…, como Gestas que maldijo su cruz y acusó a Cristo crucificado de ser un hombre débil e impotente para bajar de la cruz,… pero es fuerza de Dios para los que se salvan” (1 Corintios 1, 18) como Dimas que reconoció el poder de Cristo crucificado.

Él ve la cruz y confiesa un trono; ve una corona de espinas y reconoce a un rey; ve a un hombre clavado de pies y manos e invoca a un salvador. Por eso el Señor resucitado no borró de su cuerpo las llagas de la cruz, sino las mostró como señal de su victoria (Lee: Juan 20, 24-29).

Síntesis del Evangelio.

San Pablo resumía el Evangelio como la predicación de la cruz, (1 Corintios 1,17-18).

Por eso el Santo Padre y los grandes misioneros, han predicado el Evangelio con el crucifijo en la mano: “Así mientras los judíos piden milagros y los griegos buscan sabiduría, nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos (porque para ellos era un símbolo maldito), necedad para los gentiles (porque para ellos era señal de fracaso), más para los llamados un Cristo fuerza de Dios y sabiduría de Dios” (1Corintios 23-24).

Hoy hay muchos católicos que como los discípulos de Emaús se van de la Iglesia porque creen que la cruz es derrota, a todos ellos Jesús les sale al camino y les dice: ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria? Lee: Lucas 24, 25-26.

274024_Papel-de-Parede-A-Cruz-de-Jesus-Cristo_1920x1200

La cruz es pues el camino a la gloria el camino a la luz. El que rechaza la cruz no sigue a Jesús (Lee: Mateo 16, 24).

Sufre, pues por ti sufrí,
Y cuanto adverso te viene
Sabe que así te conviene,
Pues todo nace de mí.
Mi bondad me puso aquí,
tu ingratitud me clavó
Nadie como yo sufrió
Y pues todo es por tu bien
Bebe una gota, por quién
Un cáliz por ti bebió.

(Marqués de Comillas)

La cruz es el signo de “más”: Lucha más, vence más, cree más, ama más, espera más. Más decisión, más audacia, más energía, más unión, mucha más caridad.

 

“Yo soy Jehová tu Dios,… no tendrás otros Dioses extraños delante de mí. No te harás para ti, ni imagen alguna de coa que está arriba de los cielos o abajo de la tierra, o en las algunas debajo de la tierra. No te inclinaras a ellas ni les servirás porque yo soy Jehová tu Dios”. Deuteronomio 5,6-9

Querido hermano cristiano, yo sé que tú amas la Biblia y por tanto estás dispuesto a obedecer todo lo que la Biblia enseña ¿No es verdad? Pues te voy a decir una cosa, todas las citas bíblicas que encontrarás en este folleto están tomadas de la Biblia protestante de Reyna – De Valera y tú mismo las podrás cotejar en tu Biblia.

Recuerda que Dios es luz y en El no hay tiniebla alguna (Lee: 1 Juan 1,5); y por eso el que ama la luz busca la verdad, aclarar, distinguir. En cambio el que no ama la luz, no le gusta aclarar, ni distinguir porque quiere engañar y confundir. Veamos…

PROHÍBE LA BIBLIA LA IDOLATRÍA

Sí, la Biblia prohibe la idolatría. Eso está claro (Lee: Exodo 20,2-6 y Deuteronomio 5,6-9). Ahí dice: “Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de Egipto, de casa de siervos. No tendrás otros dioses extraños delante de mí. No harás para ti, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra: No te inclinarás a ellas ni les servirás; porque yo soy Jehová tu Dios.”

Distingamos:

Observa tú que aquí hay dos prohibiciones: La primera de no dar culto a otros dioses y la segunda de no hacer imágenes.

Los evangélicos y fundamentalistas bíblicos nunca hacen esta distinción y por eso se confunden.

Idolatria 2

Aclaremos:

Dios lo que prohíbe es la idolatría y nunca, por ningún motivo, se debe adorar y dar culto a otros dioses porque sólo hay un Dios verdadero Jehová. Pero Dios no prohíbe hacer y tener cualquier imagen, sino sólo las imágenes de dioses: “No tendrás otros dioses”.

La Prueba:

1) Sentido Común. Si Dios prohibiera toda imagen, estaría prohibiendo el arte, la escultura, la pintura, la fotografía. Los mismos evangélicos venden “Biblias en imágenes” para los niños. Precisamente S. Juan Crisóstomo defendía las imágenes en las iglesias, “para que los iletrados puedan leer al menos en las imágenes lo que no pueden leer en los libros.”

Los que nos acusan a los católicos de “tener imágenes” ellos mismos llevan la foto de su novia en la cartera, y nosotros ¿No podemos llevar una estampita de María? Sus hijos pueden tener posters de “ídolos del deporte” en sus cuartos. Y nosotros ¿No podemos tener una imagen de Cristo?

2) Prueba histórica: Los primeros cristianos tenían imágenes en las catacumbas: el pez, símbolo de Cristo; un pastor con la oveja sobre los hombros, símbolo de el Buen Pastor; siete hombres sentados a la mesa, símbolo de la Eucaristía.

3) Prueba teológica: En el Antiguo Testamento, Dios era invisible, no tenía cuerpo ni figura y, por tanto, no era lícito representar a Dios con imágenes. Pero desde que Cristo se hizo imagen visible del Dios invisible, ya no es pecado hacer imágenes (Lee: Colosenses 1, 15. Estudia: CIC n. 1159 ss).

4) Prueba Bíblica: Los judíos entendieron que el tener imágenes no era una prohibición absoluta, por eso Moisés hizo dos querubines de oro macizo (Exodo 25,18). Esculpió la serpiente de bronce (Números 21,4-9). Salomón mandó poner en el templo dos querubines de madera (1Reyes 6,23. Estudia: CIC 2129 ss).

A pesar de lo que el sentido común dice, la historia demuestra, la teología prueba y la Biblia enseña, los evangélicos objetan que Jehová sí puede mandar hacer imágenes porque Él puede hacer lo que quiera. Pero así lo único que logran es presentar a Dios como caprichoso; primero prohíbe una cosa y después manda hacer lo contrario.

En cambio la explicación católica aclara todo: Moisés y Salomón hicieron imágenes, porque esas imágenes no eran representaciones idolátricas. Dios prohibe la idolatría pero no las imágenes. Por eso los católicos decimos: ¡Imágenes sí, ídolos no!

Ahora si ya vamos aclarando varias cosas:

1. Prohibición absoluta:

La idolatría está prohibida, nadie puede dar culto a otros dioses porque hay un sólo Dios verdadero: Jehová. (Nosotros lo llamamos como Jesús nos enseñó: Padre Nuestro)

2. Prohibición relativa:

No es lícito hacer imágenes de dioses, pero toda otra imagen sí está permitida ya sea para fines de arte o para fines religiosos y pueden estar en lugares de culto como los ángeles en el Arca de la Alianza y los querubines en el templo de Salomón.

EL PAPA NOS ENSEÑA

A propósito de las imágenes Juan Pablo II escribió una Carta Apostólica: “Duodecimum Seculum”. Ahí dice el Papa que la “controversia de las imágenes” es ya muy antigua y se dió en los siglos V, VII y VIII. En aquellos tiempos era más fácil caer en las prácticas idolátricas y sin embargo la Iglesia permitía que el Señor, la Bienaventurada Virgen María y los mártires y santos fuesen representados bajo formas pictóricas o plásticas. Y da dos razones: Primero, para sostener la oración y devoción de los fieles. Y segundo, porque para todos estaba claro que, como San Basilio había dicho: “el honor tributado a la imagen va dirigido al que lo representa”. Y San Gregorio Magno enseñaba: “Las imágenes son útiles para que los iletrados, mirándolas, puedan leer al menos en las paredes, lo que no son capaces de leer en los libros, que de la visión de los hechos brote el sentido de compunción y así se llegue a la adoración de la única omnipotente Trinidad”.

Los iconoclastas eran hombres que querían destruir toda imagen. El Papa dice: “El error de estos iconoclastas está en que ponen en duda toda visión cristiana de la realidad de la Encarnación. Es decir, el plan de Dios era manifestarse visiblemente en la carne” -y el Papa responde con la Biblia en la mano- “Cristo es la imagen del Dios invisible” (Colosenses 1,15). “Y el Verbo se hizo carne…” (Jn. 1,14). “Vieron al Cordero que quita el pecado del mundo” (Jn. 1,29). Por tanto desde que Cristo se hizo imagen visible del Dios invisible ya no es pecado tener imágenes.

OBGfD1O2

EL CULTO A LOS SANTOS Y MARÍA

Distingamos:

  1. Culto absoluto es el que se da solamente a Dios por ser quien es. “Está escrito: Adorarás al Señor tu Dios y a El sólo darás culto.” (Lucas 4,8).
  2. Culto relativo es el que se da a los santos y especialmente a María por las maravillas que el Todopoderoso ha hecho en ellos (Lee: Lc 1,48-49). El que esto no quiere distinguir sólo busca confundir.

Aclaremos:

Así como alabando a la pintura alabamos al pintor, de la misma manera, alabando a la criatura, por lo que Dios hizo en ella, alabamos a su Creador (Lee: Gálatas 1,24).

Por tanto hay dos tipos de culto: “Adoración” que se da sólo a Dios por lo que es y “veneración” que se da a los santos por lo que Dios hace en ellos. El que no distingue, confunde.

Una vez aclarado esto ya no hay posibilidad de confusión. Es probable que no entiendas muchas cosas del culto católico, pero el que no las entiendas no significa que sean falsas o erróneas. Si tú deseas saber la verdad pregunta a quien esté bien informado.

santos-catolicos

“CREO EN UN SOLO DIOS”

Nuestra fe es conocida por todos.

Los católicos profesamos: “Creo en un solo Dios verdadero..” y no en muchos dioses. Esta es la fe que profesamos públicamente. El que sabiendo esto nos acusa de idólatras, miente.

Los santos no son dioses.

Ídolo es la representación de un dios, pero ni S. Francisco es “el dios de las palomas”, ni S. Martín de Porres el “dios de los ratoncitos”, ni mucho menos María la diosa Astarté. Por tanto, no son ídolos que roban a Dios honor y gloria, sino hijos de Dios que se distinguieron por su virtud y autenticidad de vida cristiana. Por eso su devoción consiste principalmente en imitar sus virtudes.

Distinguir entre imagen y persona.

El culto idolátrico va dirigido a la imagen que tiene ojos y no ve, boca y no habla… (Lee: Salmo 115, 4-6). El culto al santo va dirigido a la persona que representa la imagen. Los santos sí ven y hablan con Dios como con un amigo (Lee: Lucas 9,30). El que afirma lo contrario contradice la palabra de Dios (Estudia : CIC 2132).

EL MUNDO DE LA IMAGEN

El mundo de hoy es el mundo de la imagen:

El mundo de hoy es el mundo de cine, televisión, prensa. Nuestros hijos se sienten atraídos por lo “ídolos” inmorales y violentos que esos medios les presentan. Hoy más que nunca ellos necesitan la imagen que les recuerde al héroe cristiano y al santo.

Antídoto contra el mundo.

Las imágenes de los santos nos recuerdan no sólo sus personas, sino también su vida, su amor a Cristo hasta la muerte y, sobre todo, su fe. Sus vidas nos recuerdan que hay un solo camino: Cristo y que todos estamos llamados a ascender la montaña de la virtud. Sus imágenes son un reclamo a vivir el Evangelio con exigencia y con rigor. Su recuerdo impide inventar una fe o predicar un Evangelio diferente al que ellos predicaron y vivieron. Por eso los que pretenden reinventar el cristianismo quieren borrar la memoria de los santos.

Si en todas partes se recuerda a los héroes de la patria ¿por qué los cristianos no vamos a recordar a los héroes de nuestra verdadera patria, el cielo?

Pope Francis smiles during a private audience with Saint Vincent and the Grenadines' PM Gonsalves at the Vatican

“Quien no nace del agua y del Espiritu no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3,5).

Triple Ignorancia las objeciones contra el Bautismo de los niños proceden de una triple ignorancia: Ignorancia de los bienes del bautismo, de la palabra de Dios, de la práctica de la Iglesia.

Gracia Inestimables:

  • El bautismo nos hace hijos de Dios. (Gálatas 4,5-7).
  • El bautismo es la fuente de vida nueva en Cristo. (CIC 1253)
  • El bautismo nos lava del pecado. (Hechos 2,38)
  • El bautismo nos incorpora a Cristo, (Romanos 8,29. CIC 1272 y 1273)
  • El bautismo nos imprime el “sello del Señor” con que el Espíritu Santo nos ha marcado para el día de la redención. (Efesios 4,30).

Los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijo de Dios si no le administraran el bautismo.

Bautizo-Alonso-37

¿Qué dice la Biblia?

Jesucristo lo dijo claramente a Nicodemo “quien no nace del agua y del Espíritu no puede entrar al Reino de Dios” (Juan 3,5). Jesucristo no excluye a nadie, todos necesitan del Bautismo. “lo nacido en la carne, es carne, lo nacido del espíritu, es espíritu”. Si un niño no está bautizado no es nacido del espíritu.

Lo que enseña el antiguo testamento. Los niños en la antigua alianza no esperaban a ser adultos para incorporarse al pueblo de Dios, sino que eran circuncidados al octavo día (Lee Hechos 7,8). El Bautismo sustituye la circuncisión, por eso los primeros cristianos bautizaban a los niños.

La práctica de la Iglesia.

  1. En un inicio, la mayoría de los bautizados eran adultos. No era posible de otra manera porque era una Iglesia de convertidos.
  2. Pero ya desde entonces era costumbre Bautizar “casas” enteras: (I Corintios 1,16; Hechos 16,15.33). Los miembros de la casa incluían a las mujeres, a los niños y a los esclavos aunque no se mencione. 
  3. El bautismo era comparado con el Arca de Noé, donde se salvaba la familia entera: Padres e hijos. (I Pedro 3,20-21). La salvación era para toda la familia.
  4. San Policarpo que murió en 155 D.C. en el momento de su matrimonio, cuando se le pide adjurar que su fe en Cristo, atestigua: “hace 86 años que le sirvo” difícilmente hubiera podido decir eso si no hubiera sido bautizado desde niño.

Lo que enseña la Iglesia

La advertencia de Cristo en el Evangelio: “quien no naciere del agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de los cielos” (Juan 3,5), debe entenderse como la invitación de un amor universal e infinito; un llamado a hijos deseando para ellos el mayor bien. Este llamamiento irrevocable y urgente no puede dejar al hombre en una actitud indiferente o neutral, ya que su aceptación para él la condición del cumplimiento de su destino. (Instrucción sobre el Bautismo de los niños #10)

La fe, no es solo un acto personal, sino también la virtud sobrenatural, los niños no son capaces de un acto personal de fe, pero si pueden tener la fe como virtud sobrenatural. De la misma manera que “el amor ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”. Es decir, por gracia y no por nuestro propio esfuerzo así también el Espíritu Santo da la fe a los que reciben el Bautismo. (La Doctrina de la Fe, Franco Amerio p.445)

bautismo-de-Jesus-300x242

Objeciones

1ª. Objeción:

La fe es necesaria para el Bautismo, los niños no pueden hacer un acto de fe, por tanto no pueden ser bautizados.

La Iglesia está de acuerdo: “el Bautismo es el sacramento de la fe”. (CIC 1253). “el que creyere y se bautizare se salvara”. (Marcos 16,16) por eso “…el bautismo jamás se ha administrado sin fe: para los niños se trata de la fe de la Iglesia” (Instrucción sobre el Bautismo de los Niños No.18).

Entrar al cine sin boleto es un fraude, pero si otro paga mi boleto, tengo tanto derecho a entrar como si yo lo hubiera pagado.

Cristo siempre exigió la fe para sanar a los enfermos, pero en el caso de los niños bastaba la fe de su padre o su madre, como es el caso de la hija de la sirofenicia, (Mateo 15,28).

Nadie se puede dar la fe a sí mismo. El niño recibe la vida de sus padres, y la fe de la Iglesia. Es una fe inicial, en semilla, que después debe crecer y volverse adulta, sin embargo basta para recibir el bautismo. De esta forma los niños reciben la fe y con ella la vida eterna como un don gratuito de Dios a través de la Iglesia. (Lee CIC n.169).

El bautismo de los niños pone de manifiesto la gratuidad de la salvación. “Dejad que los niños vengan a mi”.

La Sra. Edith era una convencida Bautista, pero sucedió que uno de sus hijos nació con síndrome de Down. El pastor se negó a bautizarlo por que el niño “no podía hacer acto de fe”. Para la Sra. Edith las palabras de Cristo eran claras: “quien no nace del agua y del espíritu no puede entrar en el Reino de Dios”. ¿Por qué su hijo iba a estar excluido del Reino de Dios? Decidió llevar a su hijo a una Iglesia donde lo bautizaran y así se convirtió el niño en hijo de Dios y ella a la fe Católica.

hqdefault

2ª. Objeción:

Los niños no necesitan Bautismo porque ellos son inocentes y no tienen pecado.

El que no distingue, confunde. Los niños no tienen pecados personales, pero si tienen el pecado original.

San Pablo opone a la universalidad del pecado, la universalidad de la salvación en Cristo; “por un solo hombre entro el pecado en el mundo y por el pecado la muerte y así la muerte alcanzo a todos los hombres, pues todos pecaron…” (Romanos 5,12) si todos sufren la derrota el pecado, entonces, todos necesitan el baño que nos lava del pecado: el bautizo.

Todos Somos Pecadores: El Rey David dice en el Salmo 50: “mira, en la culpa naci, pecador me concibió mi madre…” si el bebe, desde el seno de su madre, nace con culpa y es un pecador, quiere decir que también necesita el “bautismo para el perdón de los pecadores”. (Lee Hechos 2,37. Estudia detenidamente: CIC n.1250 y 405).

Todos Somos Ciegos: La historia del ciego de nacimiento (Juan 9) es muy aleccionadora. El ciego representa al cristiano, porque todos nacemos ciegos a la fe y, por tanto, todos necesitamos lavarnos en la piscina del enviado = el bautismo de Cristo. Si los gatitos a los 8 días abren los ojos ¿Por qué los niños deben esperar a ser adultos para abrirlos?

3ª Objeción:

No es bueno imponer a los niños una fe que ellos no han escogido.

La fe ni es “escogida”, ni es “Impuesta” sino que es don y gracia de Dios. Si el bautismo confiere a los hijos el bien sublime de la gracia divina, solo unos padres ignorantes o incrédulos podrán negar a sus hijos este don. Pero además, ¿Quién eres tú para negar a Jesucristo el derecho legítimo sobre aquel por quien el murió y resucitó?

4ª Objeción:

Jesucristo se bautizó de grande y se bautizó en el río.

Esta objeción revela una gran ignorancia de la palabra de Dios. Porque Cristo recibió el bautismo de Juan, que era un bautismo de penitencia, nosotros en cambio, recibimos el bautismo de Cristo, en fuego y espíritu. Por eso somos “cristianos” y no “Bautistas”. Y por eso los católicos bautizamos no como el bautista lo hacía, sino como Cristo manda: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (Lee Mateo 28,19).

5ª objeción:

¿Y qué hay de los niños que mueren sin bautismo?

“La Iglesia los confía a la misericordia de Dios que quiere que todos los hombre se salven” (I Timoteo 2,4) y a las ternuras de Jesús con los niños, que le hizo decir: “dejad que los niños se acerquen a mí, y no se los impidáis” (Marcos 10,14). Esto nos permite confiar en que hay un camino de salvación para los niños que mueren si el bautismo. Por esto es más apremiante aun la llamada de la Iglesia a no impedir que los niños vengan a Cristo por el don del bautismo (CIC n.1261)

20110116

A %d blogueros les gusta esto: