San Francisco

Dicen que a San Francisco lo declaró santo el pueblo, antes de que el Sumo Pontífice le concediera ese honor, y que si se hace una votación entre los cristianos (aún entre los protestantes) todos están de acuerdo en declarar que es un verdadero santo. Todos, aun los no católicos, lo quieren y lo estiman.

A Francisco lo atacaban a veces terribles tentaciones impuras. Para vencer las pasiones de su cuerpo, tuvo alguna vez que revolcarse entre espinas.

Francisco tenía la rara cualidad de hacerse querer de los animales. Las golondrinas le seguían en bandadas y formaban una cruz, por encima de donde él predicaba. Se retiró por 40 días al Monte Alvernia a meditar, y tanto pensó en las heridas de Cristo, que a él también se le formaron las mismas heridas en las manos, en los pies y en el costado.

San Francisco, que era un verdadero poeta y le encantaba recorrer los campos cantando bellas canciones, compuso un himno a las criaturas, en el cual alaba a Dios por el sol, y la luna, la tierra y las estrellas, el fuego y el viento, el agua y la vegetación. “Alabado sea mi Señor por el hermano sol y la madre tierra, y por los que saben perdonar”, etc. Le agradaba mucho cantarlo y hacerlo aprender a los demás y poco antes de morir hizo que sus amigos lo cantaran en su presencia. Su saludo era “Paz y bien”.

Cuando sólo tenía 44 años sintió que le llegaba la hora de partir a la eternidad. Dejaba fundada la comunidad de Franciscanos, y la de hermanas Clarisas. Con esto contribuyó enormemente a enfervorizar la Iglesia Católica y a extender la religión de Cristo por todos los países del mundo.

Cuando apenas habían transcurrido dos años después de su muerte, el Sumo Pontífice lo declaró santo y en todos los países de la tierra se venera y se admira a este hombre sencillo y bueno que pasó por el mundo enseñando a amar la naturaleza y a vivir desprendido de los bienes materiales y enamorados de nuestra buen Dios. Fue él quien popularizó la costumbre de hacer pesebres para Navidad.

PRIMER DÍA “SE ESFORZÓ MUCHO POR SER FIEL A JESÚS, HACIENDO ORACIÓN”

 

SEGUNDO DÍA “DESCUBRAMOS EL ROSTRO DE CRISTO SUFRIENTE QUE NOS INVITA A AMARLO”

 

TERCER DÍA “LA PAZ QUE PREDICA ES LA PAZ QUE DIOS OFRECE A TODOS LOS HOMBRES”

 

CUARTO DÍA “DAR TESTIMONIO QUE ES POSIBLE UN MUNDO DONDE REINE LA PAZ”

 

QUINTO DÍA “EL MUNDO ES UNA GRAN VENTANA DONDE SE PUEDE OBSERVAR A DIOS”

 

SEXTO DÍA “FRANCISCO OFRECE UNA CULTURA DE LA AUSTERIDAD”

 

SÉPTIMO DÍA “LA ESCUCHA DE LA PALABRA DE DIOS ES SU VOCACIÓN PARTICULAR”

 

OCTAVO DÍA “LEYENDA MAYOR DE SAN BUENAVENTURA FRANCISCO Y EL SULTÁN”

 

NOVENO DÍA “COMPROMETEMOS A VIVIR EN UNIDAD Y FIDELIDAD AL EVANGELIO”

 

Anuncios