Misterios Gozosos

Misterios Gozosos

Por la señal de la Santa Cruz…

Acto de contrición:

Jesús mi Señor y Redentor…

Después de la meditación de cada Misterio diremos:

  • Un Padrenuestro

  • 10 Avemarías

  • Un Gloria al Padre…

  • Y la Jaculatoria:

T: Ten Misericordia Señor de Venezuela, ayúdanos confiamos en ti, danos la libertad de nuestra soberanía. A través de nuestras Madre de la Divina Misericordia, concédenos la Paz, Amén.

1er Misterio: La Anunciación

Padre Eterno, en este misterio rezamos por los venezolanos, para que seamos dóciles a tu mensaje, tu palabra hecha carne, Jesucristo; para que viva en nuestra mente y corazón a imitación de la Santísima Virgen María.

Padre Misericordioso, sálvanos de los falsos mensajeros y de las personas que en tu nombre desvían a tus hijos del verdadero camino, no permitas que en nuestra Venezuela habite la iniquidad de vanos principios. Gracias, Señor Gracias.

2do Misterio: La Visitación

Padre Eterno, en este misterio oramos por los venezolanos, para que logremos tener caridad con nuestros semejantes y se disuelva la división debido a los caprichos, logremos así unir a nuestro pueblo en la concordia del Evangelio y las buenas costumbres.

Madre Santísima, te recibimos en todos los hogares venezolanos, tú la Llena de Gracia, no permitas que jamás se apruebe en nuestro país la eutanasia. Gracias, Señor Gracias.

3er Misterio: La Natividad

Padre Eterno, en este misterio pedimos por todos los venezolanos, para que crean con firmeza en Jesucristo, rezamos para que cese la violencia en las familias y nunca sea aprobado el aborto en nuestro país.

Señor Jesús, habita en todos los corazones y tu reino sea por siempre en Venezuela. Gracias, Señor Gracias.

4to Misterio: La Presentación

Padre Eterno, en este misterio rezamos por todos los venezolanos, para que como niños, confiemos en tu Misericordia.

Señor Jesús, protege y bendice a todos los niños y jóvenes de nuestra Patria, que se hagan valer sus derechos y ellos cumplan con sus deberes, para que sean los constructores de una Venezuela llena de paz y unión. Gracias, Señor Gracias.

5to Misterio: El Hallazgo del Niño Jesús en el Templo

Padre Eterno, en este misterio rezamos por todos los venezolanos, para que dispongamos de tiempo exclusivo para ti sin interrupción, ya que sin ti no lograremos nada.

Padre Misericordioso, te suplicamos que cese en nuestra Venezuela los secuestros y el robo, libéranos en el nombre de Jesucristo. Gracias, Señor Gracias.

Por las intenciones y necesidades del Santo Padre Francisco recitamos:

  • Un Padrenuestro.

  • Un Avemaría y un Gloria.

ACTO DE CONSAGRACIÓN A LA REPÚBLICA DE VENEZUELA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO (02 de Julio de 1899)

Soberano Señor del Universo y Redentor del Mundo, Clementísimo Jesús, que por un prodigio inenarrable de tu Caridad, te has quedado con nosotros en este Sacramento, hasta el fin de los siglos, aquí venimos a tus pies a proclamarte solemnemente y a la faz del Cielo y de la Tierra, nuestro único Rey y dominador Santísimo, a quien consagramos todos nuestros afectos y servicios, y en quien ponemos todas nuestras esperanzas, tú eres nuestro Dios y no tendremos otro alguno delante de ti; en tus manos ponemos nuestra suerte y con ella los destinos de Nuestra Patria, mucho te hemos ofendido, y como el hijo pródigo hemos disipado en los desórdenes, tu herencia: perdónanos que ya volvemos con Espíritu contrito a tu casa y a tus brazos, recíbenos Salvador nuestro, y concédenos que venga a nosotros tu Reino Eucarístico, levanta bien alto tu Trono en Nuestra República, a fin de que en ella, te veas glorificado por singular manera, y sea honra nuestra de distinción inapreciable, el llamarnos “La República del Santísimo Sacramento”, te entregamos cuanto somos, y cuanto tenemos, cubre nuestra ofrenda con tu mirada paternal, y hazla aceptable y valiosa en tu Divina Presencia. Otra vez te pedimos que nos recibas, que no nos deseches, y que este acto de nuestro amor y de nuestra gratitud, sea repetido, cada vez con mayor fervor, de generación en generación, mientras Venezuela exista, para que jamás la apartes de tu Sagrado Corazón, que así sea para nuestra vida del tiempo y después. Por los siglos de los siglos. Amén.