Beata “Madre María de San José”

"Beata Madre María de San José"

Beata Madre María de San José

La iglesia católica en Venezuela se llena de gozo al contar con nuestra primera beata: la Madre María de San José. Nació en Choroni el 25 de abril de 1875. Sus padres fueron Clemente Alvarado y Margarita Cardoso. Fue bautizada el 13 de octubre de ese mismo año con el nombre de Laura Evangelista. Recibe la primera comunión el 8 de diciembre de 1888. Trabaja con el P. Vicente López Aveledo en la fundación del primer hospital de Maracay: “Hospital San José”. El 5 de mayo de 1896 es nombrada directora del hospital y, el 11 de febrero de 1901 funda junto con el P. López la congregación de Hermanitas Hospitalarias de San Agustín. En 1902 es nombrada superiora general, cargo que mantuvo hasta 1960. La actividad de la congregación se caracterizó por la fundación de asilos, orfanatos, colegios. Se fundarón 35 casas a nivel nacional. El 02 de abril muere en Maracay. El 7 de mayo de 1995, su Santidad el Papa Juan Pablo II la declara oficialmente beata.

” La Madre María es una mujer que supo fundir de manera admirable oración y acción (…) consumándose en un amor ilimitado hacia Dios y en la practica de la más genuina caridad hacia el prójimo “. ” No es necesario subrayar la importancia de esta causa para Venezuela. La Madre María de San José es la primera Venezolana Beata, fundadora de una congregación que, siguiendo su carisma dedica, su obra a los ancianos, niños huérfanos o abandonados, a los enfermos (…) Acerca de la actualidad de la Causa, no hay duda que el carisma de la Madre María, su total dedicación a los pobres y a los marginados, se corresponde con las actuales exigencias de América Latina, que busca encontrar una solución evangélica a sus problemas sociales “.

ORACIÓN POR LA PRONTA CANONIZACIÓN DE LA BEATA MADRE MARÍA DE SAN JOSÉ

“Dios Padre Nuestro, te damos gracias por los dones con que te dignaste a adornar a la Beata María de San José, concédenos imitarla en la humilde aceptación de tu voluntad, en el ardiente amor a Jesús Sacramentado y en la entrega sin límites a los más desvalidos. Dignate otorgarnos su pronta canonización y la gracia que por su intercesión te pedimos (se realiza un breve silencio para pedir un favor). Por Jesucristo tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo. Amén”.

Beata “Madre Candelaria de San José”

"Beata Madre Candelaria de San José"

Beata Madre Candelaria de San José

El 11 de agosto de 1863, en Altagracia de Orituco, nace Susana Paz Castillo Ramírez; es la tercera hija de Francisco de Paula Paz Castillo. Después de la Revolución Libertadora en 1901, Altagracia, queda sumida en la más espantosa miseria. Tendidos en las plazas y calles hay un incontable número de soldados heridos, enfermos, hambrientos. El Pbro. Sixto Sosa, párroco de Altagracia, junto con los Dr. Pedro María Arévalo y Estanislado Landaeta, piensan en fundar un hospital para dar solución a este grave problema que aqueja a Altagracia. Saben que para llevarlo a cabo necesitan de la colaboración de una mujer que tenga el suficiente espíritu de abnegación y de sacrificio para que dirija aquella obra caritativa. Piensan en Susana y al proponérselo ella les contesta sin titubeos: “Estoy a la orden; pueden disponer de mí”. El hospital es inaugurado el 13 de septiembre de 1903, con el nombre de “Hospital San Antonio”. Desde ese mismo día se residencia en el: Susana Paz Castillo, Mercedes Malaver Acosta y las hermanas
Natividad y Marcelina Pérez Medina. Al día siguiente de la inauguración del hospital, el P. Sixto Sosa les da instrucciones por escrito para prepararlas a la vida religiosa. Muere el 31 de enero de 1940.

ORACIÓN POR LA PRONTA CANONIZACIÓN DE LA BEATA CANDELARIA DE SAN JOSÉ 

“Dios Padre Misericordioso y lleno de bondad que dignaste adornar el alma de la Beata Candelaria de San José de tan insignes virtudes, especialmente la humildad y pobreza, con particular caridad hacia ti y hacia los pobres y abandonados. Te damos gracias por su beatificación y humildemente confiados nos atrevemos a pedir la gracia de su canonización y por su intercesión el favor de (se realiza un breve silencio para pedir un favor) si es para mayor gloria tuya y salvación de nuestras almas. Amén”.

Venerable “Dr. José Gregorio Hernández”

"Venerable Dr. José Gregorio Hernández"

Venerable Dr. José Gregorio Hernández

Debemos mencionar la persona del venerable Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, quien nace en Isnotú el 26 de octubre de 1864. Hijo de Josefa Cisneros y Benigno Antonio Hernández. Fue bautizado el 30 de enero de 1865. Sobresaliente estudiante de medicina y excelente profesional. Conoció la vida religiosa contemplativa en la Cartuja de Farnetta, en Italia y en el Colegio Pío Latinoamericano de la Compañía de Jesús. Dios le tenía una misión en esta tierra practicar la caridad con los enfermos, los estudiantes, los amigos. El 29 de junio de 1919 nació a la nueva vida: murió el medico de los pobres.

ORACIÓN PARA PEDIR POR LA PRONTA BEATIFICACIÓN DEL DOCTOR JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ

“Señor Jesucristo, que infundiste en tu siervo José Gregorio la constancia en la virtud, la pureza en sus acciones, un gran amor a ti, a tu Santísima Madre y prójimo, dígnate glorificarlo ante tu Iglesia, haz que yo, imitando sus virtudes, me acerque más a ti y por los méritos de tu pasión y muerte, concédeme la gracia que te pido: (se realiza un breve silencio para pedir un favor). Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, intercede por la glorificación de tu devoto José Gregorio Hernández. Amén”.

Venerable “Madre Emilia de San José”

"VenerableMadre Emilia de San José"

Venerable Madre Emilia de San José

Venerable madre Emilia de San José, fundadora de la Congregación de las Hermanitas de los pobres de Maiquetía, quien nace en Caracas el 7 de diciembre de 1858. Sus padres Ramón Chapellín y Trinidad Istúriz. Funda una Congregación religiosa venezolana, dedicada a los pobres y mendigos y a los que sufren de cualquier miseria, enfermedad y desamparo; era la esperanza del padre Machado y conociendo las virtudes de Emilia veía en ella a la mujer escogida por Dios para hacerlo realidad. El 25 de septiembre de 1889, Emilia entra definitivamente a su querido Hospital con el permiso de su padre. Quedó al frente del Hospital y comenzó un nuevo género de vida en Venezuela: Sería religiosa y fundadora del primer instituto de ese género en su patria. La madre Emilia contrae la tuberculosis, pero esto no le impidió continuar con todas sus actividades y seguir desarrollando sus virtudes hasta que entregó su alma al Señor, el 18 de enero de 1893.

Sierva “Madre Marcelina de San José”

"Sierva Madre Marcelina de San José"

Sierva Madre Marcelina de San José

Nace el 18 de junio de 1874, siendo sus padres José María Aveledo y Francisca de Paula Aveledo. Ingresó a la Congregación de “Hermanitas de los Pobres de Maiquetía” en junio de 1899. En 1907 el Dr. Carlos Rangel, se comunica con el padre Machado, solicitándole algunas hermanas, entre ellas la Madre Marcelina, para atender un asilo en la ciudad de Barranquilla-Colombia. En enero de 1912, en la celebración del Capítulo General se hace presente una fuerte crisis interna y la Madre Marcelina presenta su renuncia como superiora en la casa de Barranquilla y retorna a su hogar. Pero Dios le tenía una misión. Regresa a Colombia y funda la Congregación de Hermanitas de los Pobres de San Pedro Claver. La fundación está presente en América, Europa y África, haciendo presente con la palabra y el testimonio el mensaje de Jesús. Muere en Barranquilla el 16 de noviembre de 1959.

ORACIÓN PARA OBTENER LA GLORIFICACIÓN DE LA MADRE MARCELINA DE SAN JOSÉ

“Dios omnipotente y eterno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tu que has suscitado en la Iglesia tu sierva Madre Marcelina, para que fuera modelo de evangélica caridad hacia los más pobres y abandonados, le distes el carisma de reunir a tu servicio almas a ti consagradas. Te agradecemos vivamente, oh Señor, los favores donados generosamente a tu sierva y te suplicamos glorificarla en la tierra para tu mayor gloria y el decoro de tu Santa Iglesia. Por intercesión de la Madre Marcelina te pedimos nos concedas (se realiza un breve silencio para pedir un favor) la gracia de la cual tenemos tanta necesidad. Amén”.

Para mayor información http://madremarcelina.blogspot.com/

Sierva “Madre Carmen Rendiles”

"Sierva Madre Carmen Rendiles"

Sierva Madre Carmen Rendiles

Nace en Caracas el 11 de agosto de 1903 y es la tercera hija de Ramiro Rendiles y Ana Antonia Martínez. Fue bautizada el 24 de septiembre del mismo año en la basílica de Santa Ana. Desde pequeña se siente atraída por la vida religiosa y entra a una Congregación eminentemente eucarística de origen francés el 25 de febrero de 1927. Después de agotar todos los recursos para conservar el espíritu de sus santas fundadoras, opta por la separación de las hermanas francesas, lo que le hizo sufrir mucho. El 25 de marzo de 1996 quedó constituida la congregación, en el instituto autónomo de derecho diocesano. Muere el 9 de mayo de 1977. Su causa fue abierta recientemente en marzo de 1995.

Para mayor información http://www.madrecarmen.com/ 

Sierva “Hermana Georgina Josefa Febres Cordero”

"Sierva Hermana Georgina Josefa Febres Cordero

Sierva "Hermana Georgina Josefa Febres Cordero

Georgina nace en Mérida el 16 de Noviembre de 1861. Fallecida su madre en Octubre de 1873, toma el timón del hogar acompañada de su tía la señorita Sofía Febres Cordero, hermana de su padre. Para esta época, las Hermanas Clarisas eran las únicas religiosas que existían en Mérida. En el año 1890, su situación dentro del contexto histórico-político del país era incierta, pero Georgina ya habiendo dado su “sí” incondicional, suplicó a la Madre Abadesa que la admitiera en este Convento. Lo hizo como fugitiva, y a pesar de la oposición de su padre para que volviera a casa, ella vistió el hábito de novicia.

El 5 de Mayo de 1874, se precisó la salida de las religiosas profesas del Convento de las Hermanas Clarisas, dándose igualmente la orden de que las que habían ingresado al noviciado volvieran a sus hogares. Para el año de 1892 ya habían llegado las Hermanas de Santa Ana a regentar el Hospital San Juan de Dios y el día 8 de septiembre de ese año, Georgina ingresa a esta Comunidad y allí profesa, siendo modelo de obediencia y abnegación en la asistencia a los enfermos.

En el año 1897 llega una orden de España de suspender la fundación y entregar al Gobierno el Hospital, se agotan los recursos y ya nada puede detener la partida de las Hermanas. Es en este momento histórico cuando Dios deja entrever que está preparando el terreno para sembrar una semilla llamada en su acepción actual “Congregación de Hermanas Dominicas de Santa Rosa de Lima”. Fue fruto de la oración, de la paciencia y de una visión trascendente el conseguir la estabilidad de la Congregación. La Madre Georgina conjugó estos elementos y el 21 de Febrero de 1903 presentó ante el altar de Dios la acción de gracias por la Erección Canónica de la Congregación.

En 1908 el “cúmplase, Señor, tu voluntad en mí” resuena muy fuerte en labios de la Madre Georgina. Es la hora de la enfermedad, del desprecio, de la humillación, de la soledad y del desplazamiento. Pero jamás faltó la voz que dijera: “Madre, cuente conmigo”.  A la hora de su muerte el 28 de Junio de 1925, sus hermanas, sin duda expresan: “su virtud fue sencillamente dejarse modelar por Dios”.

Siervo “Monseñor Tomás Antonio Sanmiguel”

"Siervo Monseñor Tomás Antonio Sanmiguel"

Siervo "Monseñor Tomás Antonio Sanmiguel"

El Siervo de Dios Tomás Antonio Sanmiguel fue el primer Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, fundador del Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino y del Diario Católico. Además realizó el I Sínodo de esta Iglesia local. Nació el 07 de marzo de 1887 en Valencia, Estado Carabobo, y fue Ordenado Presbítero el 14 de Julio de 1912. Su Consagración Episcopal fue el 23 de octubre de 1923, y el 25 de noviembre del mismo año tomó posesión de esta Diócesis de San Cristóbal. Luego de 14 años de episcopado, y debido a una grave enfermedad falleció el 06 de julio de 1993.

 Sierva “María Esperanza de Bianchini”

"Sierva María Esperanza de Bianchini"

Sierva María Esperanza de Bianchini

María Esperanza nació en Barrancas, estado Monagas en Venezuela a orillas del río Orinoco, el 22 de noviembre de 1928, día de Santa Cecilia, quien es patrona de los músicos. Aunque deseaba ser religiosa, el Señor la llamó a ser esposa, madre de siete hijos y abuela de veinte nietos.

María Esperanza creó el 19 de abril de 1979 la Fundación Betania, movimiento laico destinado a la evangelización, formación de la juventud, desarrollo del bien común, la vida familiar y de los derechos de justicia social, asentando las bases de un mundo nuevo en el “amaos los unos a los otros”, bajo el lema: “Escudados en la fe trabajar por un mañana mejor”. El 25 de marzo de 1984 la Madre de Jesús se le apareció a ella y a 150 personas en Finca Betania, Venezuela, como “María, Virgen y Madre Reconciliadora de todos los Pueblos y Naciones”. La Iglesia aprobó tales apariciones en 1987.

Después de una enfermedad muy similar al Mal de Parkinson, María Esperanza entregó su alma al Señor en Long Beach Island, Nueva Jersey, Estados Unidos de Norte América, el 7 de agosto de 2004, a la edad de 75 años. La Fundación Betania continúa llevando a cabo el trabajo apostólico de María Esperanza.

ORACIÓN PARA PEDIR POR LA PRONTA BEATIFICACIÓN DE MARÍA ESPERANZA DE BIANCHINI

“Padre Misericordioso, Tú que bendijiste a María Esperanza con abundantes dones espirituales a fin de consolar a tu Pueblo, sirviéndote como esposa, madre y misionera en la promoción de la unidad de la familia y de la reconciliación de todos los pueblos; Tú que la hiciste figura central de todas las manifestaciones de la Virgen bajo la advocación María Virgen y Madre Reconciliadora de todos los Pueblos y Naciones, en Betania; concédenos seguir su ejemplo de humildad, esperanza y amor incondicional. Te pedimos por la intercesión de tu amada sierva María Esperanza, que sanes y reconcilies nuestras familias, y unas fraternalmente a la humanidad entera. Particularmente te suplicamos por piedad nos concedas (Se pide la gracia.) por los méritos y oraciones de tu sierva. Asimismo te suplicamos humildemente que sea inscrita en el catálogo de los santos, como modelo universal de las bienaventuranzas. Todo ello te lo suplicamos conforme a tu santísima voluntad la cual tu sierva amó hasta el final, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor. Amén.”


About these ads